AMLO y las instituciones autónomas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO y las instituciones autónomas

COMPARTIR

···

AMLO y las instituciones autónomas

10/07/2018
Actualización 10/07/2018 - 8:28

Cuando sea presidente, López Obrador concentrará poder como nunca se había visto desde que empezó la competencia política real en México.

Pero al mismo tiempo, a diferencia del pasado, tendrá que convivir con órganos autónomos del Estado a los que no podrá cambiar de golpe.

A reserva de que todavía podría haber ajustes menores, se quedaría con 69 senadores y 310 diputados.

En ambos casos obtiene cómodamente la mayoría absoluta. Y específicamente en el Senado, se quedaría a 15 de obtener también la mayoría calificada.

Esto le dará márgenes amplios para negociar los nombres de quienes van a relevar a los integrantes de los órganos autónomos, que corresponden a su periodo.

Aunque hay diversos, le enumero los siguientes: el Banco de México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Inegi y la Auditoría Superior de la Federación.

La Auditoría Superior de la Federación acaba de tener su relevo y David Colmenares fue nombrado para esa posición por ocho años, por cierto, con apoyo unánime, incluyendo el de los diputados de Morena. La ASF será un factor clave en los balances de poder.

La relevancia del Banco de México está fuera de discusión. Este año termina el encargo de Manuel Ramos Francia como integrante de la Junta de Gobierno de Banxico, y el nominado como secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, ya señaló que hay la intención de renovar el cargo. Así que ese será de los primeros nombramientos a realizarse quizás este mismo año.

El siguiente cambio en Banxico ocurrirá en 2020 al salir Javier Guzmán. A finales de ese año, el gobierno de AMLO podría colocar a un segundo integrante de la Junta.

A finales de 2021 termina el encargo de Alejandro Díaz de León y entonces el gobierno de AMLO podría nombrar un nuevo gobernador y un tercer integrante de la Junta, con lo que los nombrados por él ya serían mayoría.

En el caso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el proceso de relevos es mucho más lento, pues sus integrantes son 11 con una duración en el cargo de 15 años.

Pero los cambios empezarán pronto, pues el 30 de noviembre termina el periodo de José Ramón Cossío. Pero en febrero de 2019 también sale Margarita Luna Ramos, quien dejará otra vacante.

Y finalmente, el tercer miembro de la Corte en ser reemplazado este sexenio es Fernando Franco, a quien se deberá sustituir a partir de diciembre de 2021.

Es decir, en la Corte, AMLO no podrá tener mayoría de ministros designados por él.

Un tercer caso es el del Inegi.

La Junta de Gobierno del Inegi ya tiene hoy una vacante, que derivó de la renuncia de Rolando Ocampo. Aunque en principio podría ser reemplazado a propuesta del presidente Peña, lo más probable es que se deje el reemplazo al próximo gobierno.

Por calendario, para enero de 2019 debe ser reemplazado también Mario Palma. Así que, para el próximo año, AMLO podría haber nombrado ya a dos integrantes de la Junta.

En diciembre de 2021 sale de la Junta el actual presidente, Julio Santaella, por lo que en 2022 AMLO podrá nombrar a un nuevo presidente y tener mayoría en la Junta de Gobierno de la institución.

De estas instituciones que analizamos, en el curso del sexenio AMLO podrá nombrar la mayoría en dos de ellas, pero no en la Corte ni cambiará la Auditoría.

Hay otras instituciones autónomas más. De algunas de ellas hablaremos próximamente.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.