Opinión

Enrique Ochoa identifica nuevas tecnologías
en Davos

Davos.– Fue durante su paso por Madrid, camino a esta ciudad de los Alpes, que el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, observó las tendencias que se podrán convertir en los últimos gritos de la moda tecnológica en materia de energía renovable. Ya los discute en el Foro Económico Mundial y los evalúa para adoptarlos en México. Veamos.

Se trata de sistemas de tecnología de almacenamiento. A través de ellos se está generando un modelo híper eficiente en centrales hidroeléctricas con bombeo de agua. Estas centrales permiten almacenar agua y recuperarla, con objeto de generar electricidad y lanzarla al sistema de transmisión cuando los precios de la energía eléctrica están altos en el mercado. ¿El objetivo? Abaratarlos. Por otro lado, también es posible almacenar el agua cuando los precios están bajos. Se trata de un sistema dinámico, que se ajusta a las condiciones del mercado.

Pero ése es sólo uno de los tres objetivos que tiene Ochoa en esta evaluación de tecnologías que realiza. Otros dos objetivos también despliega con fuerza en esta cumbre, que reúne a lo más granado del mundo corporativo en materia de energía.

El primero es fortalecer toda la estrategia de gasoductos del país para permitir el acceso de combustibles baratos y amigables al medio ambiente en todo el territorio nacional. En otras palabras: veremos un tsunami de gasoductos de parte de la CFE en los años por venir.

Y el otro objetivo es la promoción del uso de los autos eléctricos. La idea es “aprovechar la tecnología para instalar electrolineras o centros de recarga eléctrica en espacios públicos y en los domicilios, de manera que el medidor sea distinto e independiente del medidor de consumo doméstico”. La interrogante, sin embargo, es si habrá o no aceptación masiva de estos autos, porque aunque la tecnología ha avanzado, su precio no ha permitido masificarlos.

Ayer en la sesión del WEF denominada “The Geo-Economics of Energy” la insistencia fue en las nuevas tecnologías y la eficiencia con la que permiten aprovechar los recursos para dispersar soluciones costo eficientes y adaptables a mercados masivos.

Ochoa se insertó con éxito en las discusiones sobre geopolítica energética en esta reunión anual. Era indispensable que así ocurriera para que la reforma energética se convirtiera en un imán de inversiones para el país, vía el sector eléctrico, sobre todo tomando en cuenta la cancelación del presidente Peña a este Foro y la atención centrada notoriamente en el tema del petróleo.

Ochoa sabe que hay una urgencia pendiente y que tiene que traer bajo el brazo, pronto, el abaratamiento de los precios, algo en lo que el gobierno trabaja insistentemente.

Twitter: @SOYCarlosMota