Opinión

Enrique Castillo y Valentín Diez Morodo
en Banamex

 
1
 

 

banamex me

Saludé brevemente a Valentín Diez Morodo el domingo pasado en un restaurante. Se le veía relajado y pleno. Feliz de hecho, charlando en familia con un embajador acreditado en México. Ahora podría decirse que su sonrisa quizá reflejaba el conocimiento de lo que ayer finalmente se supo: que a partir de noviembre será presidente de Grupo Financiero Banamex, uno de los conglomerados financieros más icónicos del país.

El otro nombramiento importante ayer —tras la anunciada salida de Manuel Medina Mora— fue el de Enrique Castillo Sánchez Mejorada, a quien todo mundo recuerda como uno de los mejores y más sensatos presidentes de la Asociación de Bancos de México cuando estuvo en Ixe, banco que innovó como pocos y que se convirtió en el elemento clave para el fortalecimiento reciente de Banorte, que lo compró. Enrique es un banquero que podría calificarse de 'didáctico', lo cual es un activo valiosísimo en un país con baja penetración de la cultura financiera.

Tiene razón esta institución al afirmar ayer que estos dos nombramientos garantizan la continuidad del gobierno corporativo de Banamex. En este tipo de instituciones resulta fundamental contar con planes de continuidad en todos los niveles, desde el transaccional, hasta el de mayor jerarquía. Ayer Banamex pasó una buena prueba.

La llegada de Enrique y Valentín implica un cambio muy importante en cuanto al acercamiento que la cúpula bancaria de esta institución podrá tener con el público consumidor mexicano. ¿A qué me refiero? A que Enrique explica; mientras Valentín domina el mercado global de productos de consumo. Esta combinación resultará fundamental en una industria que está presionada por el cambio tecnológico. En otras palabras: vendrán muchas acciones estratégicas de Banamex apegadas a los cambios gracias a un par de individuos que en lugar de dar cátedra de finanzas elevadas, enfocarán sus baterías en comprender las cambiantes necesidades del consumidor.

En cuestión de cinco años la fotografía del sector financiero será muy distinta a la que vemos actualmente con los más de 40 bancos autorizados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. ¿La razón? La llegada masiva de soluciones financieras fintech, que acercan con un botón del celular al oferente del crédito con el demandante de recursos. Esto, en un contexto de tasas aún muy bajas. Por ello era importante la refrescada en este banco, que pertenece a un modelo histórico, hoy conocido como bricks and mortar.

La fisonomía del talento en la banca mexicana se renovó integralmente en los últimos dos años. Esto arrojará resultados positivos y abrirá varios espacios para la innovación. Enrique y Valentín serán fundamentales en esta nueva etapa.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Presidente, somos minoría
Alfa invierte 3.8 millones de dólares cada día
El reporte que podría descarrilar la Ronda 1.4