Un efímero paso por la política
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un efímero paso por la política

COMPARTIR

···

Un efímero paso por la política

26/10/2017
1
 

 

Votar
,

Hace dos meses incursioné en la política por primera vez, después de una vida en la academia y en el activismo público, desde la sociedad civil. El presidente de Morena me invitó a participar en su proceso interno, lo cual agradezco, que consistió en competir junto con otros cuatro aspirantes, tres seleccionados por el Consejo Estatal y uno más que sería seleccionado por el Consejo Nacional. Yo sería el quinto contendiente, sin estar afiliado al partido, como candidato ciudadano. La competencia se definiría con base en los resultados de una encuesta de posicionamiento, tal como ocurrió en la CDMX.

Este lunes pasado se dio a conocer la decisión del Consejo Nacional de Morena sobre quién sería el coordinador territorial para Puebla, que es de facto la antesala de la candidatura a la gubernatura del estado. La decisión del Consejo Nacional, tras el análisis de su encuesta, fue seleccionar al senador Miguel Barbosa. Por tanto, yo no seré el candidato de Morena a la gubernatura de Puebla.

En estos dos meses de recorridos para darme a conocer (no se le puede llamar pre pre campaña para no incurrir en actos anticipados de campaña que pueden ser penalizados por el INE), pude observar cómo está desbaratado el estado de Puebla. La inseguridad, los feminicidios, el crimen organizado, el atropello a los derechos humanos y de propiedad, el abuso del poder, la marginación y desigualdad sociales son terribles. En estos 60 días, al visitar numerosas comunidades y conocer muchas personas, escuché su hartazgo y falta de esperanza en un futuro mejor.

Les propuse un gobierno decente, un gobierno honesto, que a la vez fuera eficaz. Un gobierno que colocara a la gente en el centro de la acción pública, especialmente a los más vulnerables y necesitados. Propuse la igualdad de oportunidades para todos, sin importar dónde hayan nacido. Y a la vez, un gobierno que apostara a la innovación, a la creación de riqueza y bienestar para todos. Les propuse hacer de Puebla un ejemplo nacional.

El poder se necesita acotar, pues tiende a corromper, y por eso es necesario establecer contrapesos institucionales que funcionen, respetando la división efectiva de poderes y la autonomía de los órganos constitucionales autónomos. También les propuse implementar cabalmente el Sistema Estatal Anticorrupción, con todo lo que ello implica pues, como decía en mis reuniones con la gente, “conmigo no habrá botín”.

Les propuse recuperar la vida pública para la sociedad, dignificar el servicio público, que debe ser el más honroso de los servicios que podamos hacer. Propuse establecer un gobierno que contribuyera con la sociedad a resolver los problemas, a potenciar sus capacidades, a respetarla en su trabajo y en sus aspiraciones.

Este mensaje permeó en muchas comunidades, centros de estudios, universidades y organizaciones civiles que nos recibieron, como fueron Izúcar de Matamoros, Cuacnopalan, Palmar de Bravo, Libres, Xicotepec de Juárez, Huauchinango, Teziutlán, Cuetzalan, Zacatlán, Acatzingo, Tepeaca, Tehuacán, Huejotzingo, San Martín Texmelucan, Zacapoaxtla, Tlatlauquitepec, Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula.

Agradezco sinceramente a todas las personas que creyeron en nosotros, en mi esposa y en mí (pues se trató de una decisión de pareja), y que nos apoyaron en este efímero paso por la política.

No me cabe duda. La sociedad, las personas con nombre y apellido necesitamos involucrarnos para rescatar el poder público para los ciudadanos. La clase política lo ha secuestrado. Los partidos políticos no son, por ahora, los mejores instrumentos para organizar el poder en México. Su distancia de la sociedad es tal que impide un gobierno honesto, eficaz, y sobre todo, centrado en la gente.

Los ciudadanos debemos encontrar los mecanismos pacíficos e institucionales para recuperar el poder para la sociedad. Los gobiernos se deben a la gente, y no la gente le debe a los gobiernos. Eso es lo que sigue.

Agradezco nuevamente a Andrés Manuel su invitación a participar en este proceso. Por mi parte, seguiré en la lucha por nuestra ciudadanía, por nuestra sociedad, desde la vida civil, no partidista. Seguiré en el debate y la acción pública, defendiendo mis convicciones y todo aquello que contribuya a un México más justo y más próspero. 

,

Opine usted: @ecardenassan

También te puede interesar:
Fiscalía General, apenas la punta del iceberg
Negociaciones del TLCAN, toda la leña al asador
El seguro contra desastres naturales en Puebla

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.