Opinión

Enfermedades zoonóticas

13 diciembre 2016 5:0
 
1
 

 

Rabia. (Taringa!)

Cada año miles de personas enfermarán de afecciones propagadas de animales a personas. Cuando un patógeno da el salto de un ave o animal no humano a una persona y tiene éxito, el resultado se conoce como “Zoonosis”. Alrededor del 60% de las enfermedades humanas conocidas se comparten entre animales y los seres humanos, como la rabia.

Los animales proporcionan muchos beneficios. Sin embargo, algunos animales pueden transportar gérmenes patógenos que pueden compartir con las personas. Las enfermedades zoonóticas pueden ser causadas por gérmenes incluyendo virus, bacterias, parásitos y hongos.

La zoonosis puede causar tipos diferentes de enfermedades en personas, que van desde enfermedades leves a graves e incluso la muerte. Es importante saber que los animales no siempre parecen enfermos al portar una enfermedad zoonótica. Muchos animales pueden parecer saludables, sin embargo pueden llevar gérmenes que pueden enfermar a las personas.

Las enfermedades zoonóticas son muy comunes en todo el mundo. Los científicos estiman que más de 6 de cada 10 enfermedades infecciosas conocidas en las personas, se propagan a partir de animales y 3 de cada 4 enfermedades infecciosas nuevas o emergentes en las personas, se contagian de los animales. Cada año, miles de niños enfermarán de enfermedades propagadas entre animales y personas.

Por ello un niño no debe tocar a su mascota antes o mientras está comiendo. Ni besarle la cara. Si lo hace, debe lavarse las manos y boca con agua y jabón.

Muchas personas interactúan con animales en sus vidas diarias, tanto en casa como fuera de ella. Las mascotas ofrecen compañerismo y entretenimiento en millones de hogares. Se suele entrar en contacto con animales de los vecinos, de granjas y zoológicos. Debido a la estrecha relación entre personas y animales, es importante estar conscientes de la manera como ciertas personas pueden infectarse con enfermedades zoonóticas:

• Contacto directo: Estar en contacto con saliva, sangre, orina, secreciones nasales, heces u otros fluidos corporales de un animal infectado. Acariciar o tocar animales y recibir chupadas, mordeduras o rasguños.

• Contacto indirecto: visitar las zonas donde viven animales y objetos o superficies que han sido contaminadas con gérmenes. Los ejemplos incluyen agua del tanque de acuario, hábitats del animal doméstico, gallineros, plantas y suelo, así como platos del alimento, del agua y el cesto de desechos.

• Ser picado por un mosquito, garrapata, pulga, abeja, etc.

• Cada año 1 de cada 6 personas en EU se enferma por comer alimentos contaminados. Comer o beber algo inseguro como leche sin pasteurizar, carne poco cocida, huevos crudos, frutas y verduras sin lavar, contaminadas con heces de un animal o aves infectados.

Cualquier persona puede padecer una enfermedad zoonótica, incluyendo personas sanas. Sin embargo, algunas personas pueden estar más en riesgo que otras para ciertas enfermedades zoonóticas. Estos grupos de personas incluyen:

• Niños menores de 6 años.

• Mujeres embarazadas.

• Adultos mayores de 65 años.

• Personas con su sistema inmunológico debilitado –por ejemplo, alguien con VIH o un paciente de cáncer sometido a quimioterapia.

Fuente: Center for Disease Control and Prevention.

Twitter:@Salvador G. Lignan

También te puede interesar:

Agua saludable para las escuelas

Comida chatarra

Comida procesada