Opinión

Energía radiactiva

El término nuclear se relaciona con el núcleo de un átomo. Un átomo es una partícula de materia que no puede ser quebrada ni separada por medios químicos. La energía nuclear está relacionada con el uso y la producción de energía radiactiva a través de la fisión o fusión nuclear. La fisión es la división de un núcleo en dos partes acompañado por la generación de una cantidad relativamente grande de energía. La fusión nuclear es la unión de dos átomos para comenzar un átomo individual.

La energía nuclear es utilizada para generar alrededor del 11% de la electricidad que se consume en el mundo, con la mínima creación de emisiones de gas. Lo contrario a las emanaciones venenosas de combustibles fósiles como el gas y el petróleo cuyos usos van disminuyendo en el mundo.

Una pequeña esfera comprimida de uranio simple contiene tanta energía como 480 metros cúbicos de gas natural, 807 kilos de carbón o 564 litros de petróleo. La energía nuclear es utilizada por más de 30 países alrededor del mundo. La tecnología nuclear tiene, además, otros usos.

Las plantas de energía nuclear pueden generar electricidad continuamente por muchos meses sin ninguna interrupción. La tecnología nuclear o la medicina nuclear utilizan radiación para que los médicos elaboren diagnósticos en personas u órganos específicos.

Las plantas que utilizan combustibles fósiles para generar electricidad, como el carbón, el petróleo y el gas producen grandes cantidades de dióxido de carbono, el cual causa severos cambios climáticos. El efecto de invernadero genera gases radiactivos en la atmósfera de la tierra conteniendo dióxido de carbono y metanol.

Al mismo tiempo pueden también producir otros productos (pollutans), tales como óxido sulfuroso, el cual causa la lluvia ácida.

En el proceso de obtener energía nuclear se generan tres niveles de desperdicio nuclear: alto, intermedio y bajo. El desperdicio nuclear es un material que contiene tales niveles de radiación.

Fuente: World Nuclear Association.

Twitter:@ComMedica08