Opinión

Energía de fondo

 
1
 

 

De Jefes.

Hoy lanzarán Avant Energy en México. Representa a la empresa estadounidense del mismo nombre y llega a nuestro país de la mano de Jaime Williams Quintero, expresidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial.

Es un viejo conocido que incluye en su experiencia haber trabajado en la división de energía de Cemex, entre otras tareas que lo involucraron también con la Concamin.

En cartera tiene un fondo de 150 millones de dólares que podrían duplicarse según el panorama. Van a buscar hacer negocios en toda la cadena de hidrocarburos y en el sector eléctrico.

Hay que recordar que Williams Quintero fue presidente de Enron en México, la comercializadora de hidrocarburos que terminó quebrando escandalosamente a principios de la década pasada. Esos tiempos seguramente lo llenaron de conocimientos de lo que una empresa no debe hacer.

PÁNICO POR TRUMP
Son dos mundos. Uno, el que imaginaron quienes escucharon a Carlos Slim la semana pasada en un foro organizado en México en el que compartió escenario con Mike Bloomberg.

En su discurso, el magnate destacó la oportunidad que representa este momento para conseguir créditos a tasas bajas para invertir en México.

Opina que habrán varios meses de tormenta el año que entra, pero que esa tormenta pasará.

Acá, dijo, la inversión extranjera directa es muy pequeña comparada con los 250 mil millones de dólares en inversiones que requiere el país anualmente para crecer a tasas de 5.0 por ciento. La meta del gobierno es conseguir 30 mil millones provenientes de extranjeros y este año al parecer no la alcanzaremos. Así que, en opinión de Slim, es hora de invertir en el país.

Pero luego uno se topa con reportes como el firmado por Nur Cristiani y Petro Martins Junior la semana pasada y dan ganas de salir corriendo.

A juicio de los analistas de JPMorgan, México acumula malas noticias cada día, empezando por la nube que Donald Trump quiere poner sobre el país y pasando justamente por una menor inversión extranjera, los empleos que dicen mantuvo Carrier en Estados Unidos y la renuncia de Agustín Carstens al Banco de México.

Ante ese panorama, pusieron a México en underweight y sugieren que usted mantenga acciones solamente de Nemak, Mexichem, Fibra Macquarie, Gruma, Megacable y Banorte. Principalmente porque varias de ellas tienen fuertes ingresos en dólares.

Desde aquí vemos que son tiempos de pánico que motivan oportunidades para quien sepa verlas. Acomódese en el banquillo que más le venga.

CEMEX CASI EN LA META
Va para quienes no pusieron atención. Cemex cerró la semana pasada en Estados Unidos la venta de su negocio de manufactura de ductos reforzados de concreto a Quikrete. Recibirá 500 millones de dólares por el acuerdo.

Con ese monto, la empresa sumará mil 800 millones de dólares en desinversiones o ventas de activos, pues, que le permitan salir en definitiva de su problema de deudas y obtener el anhelado grado de inversión por parte de las calificadoras.

Además se queda a sólo 200 millones de dólares de la meta de ventas de activos programada para el bienio 2016 y 2017, que es de dos mil millones. 'Los bienes son para remediar los males', decía la abuela.

También te puede interesar:
Jugaremos una 'Ronda'
Guía para esperar a Carrier
La socia de Pemex