Opinión

Endeudados por generaciones

   
1
  

  

ME. ¿Es preocupante el nivel de deuda pública?

Uno de los temas de la plenaria de los panistas en Saltillo, Coahuila, será el endeudamiento público de los estados. De acuerdo con un documento interno, el panorama es negro para los habitantes de al menos siete estados:

Ciudad de México: 71 mil 083 millones de pesos, lo que representa que cada habitante de esta ciudad debe la cantidad de siete mil 764.50
Coahuila, en dos años su deuda aumentó más de 23 veces su tamaño; en el año 2009 su deuda era de mil 562 millones. Hoy es de 37 mil 576 millones de pesos. lo que significa una deuda de 12 mil 543.70 pesos por habitante

Nuevo León mostró un endeudamiento severo entre 2008 y 2016, al pasar de $ 17 mil 959 millones a más de 62 mil 304 millones de pesos. Cada habitante de esa entidad debe 12 mil 79 pesos.

Chihuahua pasó de una deuda de 6 mil 300 millones aproximadamente en 2008 a más de 42 mil 213 millones hasta el primer semestre de 2016, para generar una deuda per cápita de 11 mil 268 pesos.

Veracruz cuadruplicó su deuda ya que en 2009 era de 9 mil 931 millones de pesos y al primer semestre del 2016 debe más de 45 mil 446 millones de pesos. Lo anterior representa que cada Veracruzano deba 5 mil 606.40 pesos.

En el Estado de México la deuda es por más de 41 mil 660 millones de pesos, lo que representa que cada habitante debe 2 mil 433.60 pesos
Y por último, Quintana Roo, con un endeudamiento de 22 mil 435 millones y cuya deuda por habitante es la más exagerada del país, pues le toca a cada persona 13 mil 851.30 pesos.

Los números demuestran lo que ya sabemos, que los gobernadores hipotecan el futuro de varias generaciones y muchas veces desaparecen cientos de millones en el camino. Son unos magos, mientras millones de ciudadanos quedan condenados a vivir pagando intereses.

Como usted sabe, el pago de intereses significa menos obras públicas, escuelas, medicinas, servicios de salud...

Nuevos candados

El exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruíz, envió una carta al presidente del PRI, Enrique Ochoa, en la que le pide que la XXII Asamblea Nacional se realice en noviembre.

Y propone una serie de candados, como reformar los estatutos para que los candidatos a gobernador o presidente cumplan con el requisito de haber ganado una elección de mayoría relativa.

Así como establecer la consulta a la base para la selección de candidaturas, es decir acabar con el dedazo, que en este momento viene desde Los Pinos.

Y otro punto muy interesante, revivir la Cartilla del Militante, como lo hizo Luis Donaldo Colosio para que sea el mecanismo de seguimiento a la trayectoria partidista.

Párrafo que nos recuerda la credencial del PRI que se dio a conocer para demostrar la militancia de Enrique Ochoa, cuando en la época de Luis Donaldo Colosio no se entregaron credenciales, si no estas cartillas.

Parece que Ulises Ruíz es el único priista que se mueve y hace propuestas, lo que lo puede convertir en una corriente ante la enorme molestia que hay por lo que sucede en el gobierno y en el partido.

Nombramientos

Toda una sorpresa resultó el nombramiento del Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. No fue ninguno de los mencionados, por más campaña que hicieron.

El mensaje de Ricardo Anaya es que no acepta presiones y que está dispuesto a jugársela con los nuevos valores, Javier Bolaños y Guadalupe Murguía, su paisana. Cada uno estará en el cargo por seis meses.

A ver cómo resulta, sobre todo en las lides internas.




Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:

Cuidado con los conservadores
Ciudadano al nacer
Recorte histórico del Presupuesto

>