Opinión

Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH): La prueba de fuego

 
1
 

 

[Los hogares destinaron el 58.5% de sus ingresos a la compra de alimentos. / Bloomberg] 

México cuenta desde 1984 con una extraordinaria encuesta que se le hace a los hogares, en la que se pregunta a las familias sus ingresos, gastos y características socioeconómicas y demográficas: la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), cuyo único responsable del levantamiento y procesamiento es el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), una institución que ha contado con solidez técnica desde su creación.

La ENIGH ha sido un orgullo nacional porque es de las pocas encuestas de este tipo en el mundo que se levantan cada dos años (en la mayoría de los países se levanta cada cinco o diez años). Debido a su tamaño de muestra, es una de las encuestas con mayor capacidad de desagregación geográfica.

Esta encuesta permite, entre otras cosas, construir las canastas de consumo para el índice de inflación, conformar mejor el Sistema de Cuentas Nacionales del país, medir la pobreza y conocer desde hace muchos años la evolución del bienestar de la población.

Desde 2008 el Inegi fortaleció la ENIGH agregando con el fin de que el Coneval tuviera los insumos para medir pobreza en el país y en las entidades federativas. A ese módulo adicional se le llamó Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS-ENIGH), cuyo levantamiento está a cargo del Inegi.

En este nuevo proceso se buscó que ni esta encuesta ni la metodología para medir pobreza (responsabilidad del Coneval) sufrieran modificaciones que alteraran la comparabilidad en la medición, para así tener una serie de pobreza comparable en el tiempo por al menos 10 años y evitar que hubiera cambios abruptos en las cifras, que generaran suspicacias entre los usuarios y la ciudadanía.

Sin embargo, en el levantamiento del MCS-ENIGH2015, el Inegi realizó cambios en la forma de captar el ingreso total de los hogares y en la capacitación de los encuestadores. Con estos cambios se sacrificó la comparabilidad del ingreso total de los hogares respecto a los años previos, pero el argumento central fue que eran cambios para mejorar su captación.

Cuando INEGI dio a conocer los resultados del MCS-ENIGH2015 y anunció que la captación del ingreso no era comparable con ejercicios previos, la ENIGH2016 ya estaba en marcha, así que el Inegi la levantó prácticamente con los mismos criterios de captación que se aplicaron para la encuesta 2015.

Por lo anterior, la ENIGH2016, que el Inegi dará a conocer el 28 de agosto de 2017, deberá comprobar que los cambios realizados en la captación del ingreso hechos desde 2015 fueron adecuados y que es una encuesta que pueda ser utilizada con confianza por todos los usuarios.

¿Cómo determinar si el ingreso de la ENIGH2016 será, ahora sí, el adecuado? Una forma de saberlo es demostrar que  la evolución del ingreso de los hogares de la ENIGH es consistente con la evolución del ingreso utilizando otras fuentes de información, incluso del propio INEGI.

Afortunadamente el Inegi tiene otro importante instrumento que recaba el ingreso laboral de los hogares, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que se levanta trimestralmente. Dado que el ingreso laboral representa casi el 70% del ingreso total de los hogares, se puede usar la evolución de este ingreso para verificar la evolución del ingreso en la ENIGH2016:

1. Si el objetivo de la ENIGH2016 era preservar la mejor captación que inició en el MCS-ENIGH2015, el ingreso entre ambos sería comparable y se comprobaría que existe un nuevo (y mejor) instrumento.  

La ENOE muestra que entre el segundo trimestre de 2015 y 2016 el ingreso laboral de los hogares se incrementó 3.5% en términos reales. Por tanto el ingreso debería tener un cambio similar entre el MCS-ENIGH 2015 y la ENIGH2016.  En este caso, el Inegi también debería proporcionar adicionalmente a los usuarios de la información un ingreso consistente de 2016 con el de la serie 2008-2014 para mantener la comparabilidad en los cálculos de pobreza y evitar la sospecha de cambios abruptos en la misma.

2. Si en cambio, la ENIGH2016 hubiera tenido como objetivo retomar la comparabilidad del ingreso de los hogares de los años 2008-2014, entonces el ingreso de la ENIGH 2016 tendría que ser consistente con el ingreso de la ENIGH2014.

La ENOE muestra que entre 2014 y 2016 el ingreso laboral de los hogares se incrementó alrededor de 5.1% en términos reales. Por tanto, el incremento del ingreso corriente total entre la ENIGH2014 y 2016 debería ser consistente con ese resultado.

Sin embargo, si el ingreso de la ENIGH2016 no fuera consistente ni con la ENIGH 2014 ni con el MCS- 2015, entonces el Inegi tendría mucho que explicarle a la sociedad sobre la validez de dichos resultados: una importante prueba de fuego para la ENIGH.

Twitter: @GHLicona

También te puede interesar:
​Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2016
​Dos aproximaciones al Salario Mínimo / Parte 2
​​Dos aproximaciones al Salario Mínimo / Parte 1