Opinión

En puerta, encontronazo en el PAN por Paquete Económico 2016

1
 

 

PAN

Faltan alrededor de tres semanas para que el Poder Ejecutivo entregue al Legislativo el Paquete Económico 2016, que incluye la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación. A partir de ahí iniciarán dos meses de cabildeo y debate. Es verdad que mucha de la atención se centrará en el famoso Presupuesto base cero, que difícilmente lo será, porque si la evaluación dice que sobran dos mil enfermeras en el IMSS o que faltan 15 mil policías en el sureste, nadie se atreverá a plantearlo. Ya veremos.

En la realidad la discusión se dará en rubros de alta sensibilidad política. ¿Cómo cuál? Los 125 mil millones de pesos de que dispone la Cámara de Diputados para programas discrecionales sobre los que no hay rendición de cuentas. De ellos, la parte nodal son 69 mil millones de pesos del famoso Ramo 23.

La partida del Ramo 23 ha sido históricamente gestionada por diputados, que prometen en sus comunidades que ellos diligenciarán recursos con el gobierno para alumbrado público, construir espacios deportivos o pavimentar las calles. Típicamente el diputado promete una solución a su distrito y luego negocia con el gobierno que se libere el recurso para sus representados. A cambio, el gobierno le pedirá algún voto para aprobar alguna ley.

El problema es que con la caída estrepitosa de los precios del petróleo y la urgente necesidad de que los ingresos por recaudación fiscal se fortalezcan, aparece la necesidad de presentar un uso responsable de estos recursos. ¿Qué tiene que hacer un diputado gestionando dinero para una cancha de fútbol o para pintar una banqueta? Los diputados deben legislar, no prometer ni asignar recursos.

En el Senado hay un grupo de legisladores del PAN que ya detectó este problema y que acompañará a la Secretaría de Hacienda en la configuración de un paquete económico ‘responsable’. El grupo lo encabeza Ernesto Cordero, que dará la batalla al lado del gobierno si éste plantea mejores equilibrios presupuestales. No obstante, el escenario no es sencillo. Hay quien ya apunta que algunos senadores panistas afines a Ricardo Anaya, su nuevo presidente, plantearán una reducción de impuestos, y querrán decirle a la ciudadanía que esa reducción urge para reactivar la alicaída economía. Con menos impuestos, plantearán, se reactivará la inversión.

Dos grupos en el PAN senatorial serán muy visibles estos días: los afines a mantener impuestos como están, bajando el gasto y reduciendo partidas discrecionales (como el Ramo 23), y los que propugnarán por la reducción impositiva. Hacienda tendrá que decidir cómo configura su Paquete Económico para generar consensos y eventualmente obtener en el Senado el apoyo de alguno de estos grupos. Lo veremos.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
¿Cuál es la prioridad del presidente en agosto de 2015?
Oleada fiscal de cobro predial, en puerta
Desasosiego de hoteleros con Bancomer y Banamex