Opinión

En torno al pan

    
1
Masa Madre

  

Masa Madre

Dirección: Zacatecas 139, Col. Roma Norte, Cuauhtémoc.

Teléfonos: 6389-3434

Twitter: @masa_madre

Horarios: Lunes a miércoles, 8:00 a 20:00; jueves a sábado, 8:00 a 23:00; domingo, 9:00 a 16:00 horas

Precio: $150-$300 por persona

Tiempo: Una hora

Compañía: Pareja, amigos y familia.

Tarjetas:
American Express, Master Card, Visa, crédito y débito.

La historia comienza con algunos amigos que se juntaron a hacer pan. Cada uno se llevaría una parte de la masa hecha ese día y tendría que cuidarla para poder cumplir el sueño de abrir una panadería. Tres de ellos guardaron su porción y la juntaron cuando estaban listos para inaugurar el sitio que lleva por nombre el alma del pan y de esta historia: Masa Madre.

La masa madre es la mezcla inicial en la que las levaduras comienzan a nutrirse. Si se tiene suficiente cuidado, esa misma masa servirá para fermentar cada uno de los panes que se elaboren en el futuro, mientras se alimente con nueva masa que le brinde nutrientes.

Masa Madre no es sólo una panadería, sino más bien un restaurante donde todo gira en torno al pan. Le recomiendo que se dé una vuelta para desayunar. Su pan dulce es un buen comienzo. Las conchas se fermentan con yogur y forman un pan esponjoso y bien aireado, de sabor sutilmente dulce. Antes de que se dé cuenta ya se la habrá terminado.

Si prefiere, inicie con (y comparta) un pan francés. El pan brioche hecho en casa es suave y se acompaña con mermelada de frutos rojos. Viene acompañado de fruta picada que le va muy bien, sólo que es difícil incorporarla en cada bocado porque los pedazos son muy pequeños. En mi opinión, puede prescindir del queso crema que se sirve a un lado y que, creo, corta el delicado sabor del pan.

Uno de los platillos estrella del desayuno en Masa Madre es el Croque Madame. Entre panes campesinos encontrará jamón de pierna ahumado, un toque de aderezo de mostaza antigua, la ración justa de bechamel al vino blanco y, sobre todo esto, un huevo estrellado. Es uno de mis favoritos. Ningún sabor se pierde y todos forman un buen balance.

Para quienes tienen antojo de algo más ligero, vale la pena probar el omelette Silvestre. Está gratinado, tiene un poco de jamón serrano, hongo portobello salteado y un poco de guajillo preparado con piloncillo y canela, lo que le da un sabor acaramelado con destellos frescos.
Entre las alternativas para el desayuno también están platillos más tradicionales como fruta con granola, molletes o unos buenos chilaquiles. Además de las múltiples opciones de pan dulce que podrá acompañar con el muy buen chocolate que preparan aquí.

Lo que cambiaría: la presentación del Croque Madame. Mi único problema con esta versión es la altura. Creo que es difícil partir sin que se deshaga y el huevo no alcanza a bañar todos los niveles.

Lo que me faltó: en Masa Madre también puede ir a comer o a cenar. Además del menú tradicional, entre semana tienen la opción del #MenúconMMadre. Cuesta 100 pesos e incluye tres tiempos más agua de frutas, o por 30 pesos más cerveza o vino.

Twitter: @ysusi

1
   

    

Masa Madre
1
   

   

Masa Madre