Opinión

En Pymes mexicanas, soluciones a nuestros problemas

Pyme mexicana vinculada con el servicio y atención a necesidades de importación de investigadores mexicanos cerró alianza estratégica con varios de ellos y ofrece hoy al mercado, tanto gobierno como iniciativa privada diversos servicios entre los cuales está en “Atlas de Riesgo” requerido por ley Federal a entidades públicas, municipios, Estados, Delegaciones políticas en el Distrito Federal.

Por ser un trabajo que ha sido sistemático, el precio de estos “Atlas de Riesgo” que ofrece la empresa “In&Out” es más que competitivo aunque en realidad lo más atractivo no está ahí.

La empresa ofrece en paralelo la gestión del trámite de un apoyo contemplado por el Fondo de Prevención de Desastres, que realiza aportaciones hasta del 70 por ciento del costo de esos estudios fundamentales para prevenir desastres.

Estos “Atlas” contemplan detalle una relación de posibles calamidades naturales a los que está expuesto el territorio del que se haga el estudio así como los porcentajes de probabilidad de que sucedan.

Por ende estos Atlas ayudan a prevenir contingencias sociales y desgracias entre la población pues derivan en la aplicación de una política pública que impedirá asentamientos riesgosos en determinados puntos del territorio responsabilidad de la autoridad de que se trate.

La Pyme ha entregado prácticamente a todas las Delegaciones Políticas del DF un breve documento en el que explica el producto que se concede. Será motivo de otra columna la suerte de “argumentos” que se ofrecen a la empresa para radicar el NO gracias, como respuesta.

Gracias a otra serie de trabajos que esta Pyme ha podido articular, por ejemplo, se desarrolló para el Gobierno de Chiapas un Software que anticipa con una exactitud asombrosa, las consecuencias que sufriría ese territorio en caso de temblores de distinta intensidad, epicentro y duración.

Este conocimiento científico impidió, por ejemplo, que determinados intereses consiguieran que toda la administración pública de Chiapas se concentrara en un edificio de 23-24 pisos conocido en la entidad como “Torre Chiapas”.

El equipo de investigación que presentó opinión en contra demostró que el suelo en el que estaba asentada esa torre, no daba garantías de funcionamiento y escasa vulnerabilidad en caso de alguna contingencia menor.

El software de simulación se apoya en determinados algoritmos matemáticos, y permite anticipar lote por lote cómo se comportaría el suelo del estado en caso de estos acontecimientos telúricos. Opera para caso de inundaciones e incendios.

El resultado comprende también el porcentaje de probabilidades de desastres en inmuebles. El producto de la tecnología de Información es tan exacto que ofrece, lote por lote cuáles pudieran colapsar y cuantos soportar de pie.

Pues haciendo algunos cambios importantes a este software el producto está próximo a ofrecer un avance muy preciso a lo que ocurriera, por ejemplo, en diversos casos de temblores o terremotos en todo el país.

Lo que ahora está procurando la pyme es un apoyo privado o público que permita completar el trabajo. El requerimiento en económico ronda el medio millón de pesos.

Expertos en suelos, estos científicos aventuran, a insistencia de Universo Pyme que un factor que no ha sido considerado responsablemente en el caso de la Línea 12 del metro es la relativa al asentamiento irregular del terreno.

Bastan milésimas de centímetro para que los carros del metro no se deslicen como deben sobre sus vías. Pero el asunto puede ir más allá.

Preguntan si el hundimiento de pistas del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, al que se le atribuye el nombre de Benito Juárez sin que en realidad en el Diario Oficial de la Federación exista oficialmente la denominación, no se debe a un mal diagnóstico del tipo de suelo en el que fueron construidas tanto terminales como las pistas de aterrizaje y despegue, convertidas virtualmente, dice otro conocedor del tema aeronáutico, en portaviones (pues soportan las operaciones estando asentadas sobre agua).

Y nos metemos a otro tema que merecerá posteriormente nuestra atención. La seriedad de Manuel Ángel Nuñez Soto, político Hidalguense, cercano a las confianzas de Osorio Chong, perteneciente al Grupo Hidalgo, ahora encargado del proyecto de la nueva central aérea en Texcoco, tendrá que lidiar con bordados finos una realidad tan contundente como delicada: los terrenos del nuevo Aeropuerto capitalino son quizá los menos recomendables para construir una terminal de la talla que se quiere construir o al menos son mucho más inestables y carentes de recomendación al menos frente a los que él mismo, como Gobernador de Hidalgo promovió en Tizayuca.

Pero esa es otra historia.

DE TIN MARIN…


Hoy se inaugura la EXPO PYME 2014 CDMX en el WTC. Entrada libre a una experiencia disruptiva que consiste en poner en el eje temático del evento a EMPRESAS CREATIVAS. Universo Pyme le dará cuenta de estos trabajos.

Correo:direccion@universopyme.com.mx