Opinión

En los negocios, todo está en el nombre

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.En los negocios, todo está en el nombre.

Pregunta: Soy un brasileño de 21 años de edad que estudia administración en Portugal. También estoy trabajando en un proyecto de negocios que espero lanzar cuando regrese a Brasil. Quiero crear mi propia marca de ropa para caballero para el mercado de lujo, empezando con camisas y accesorios como corbatas, y quizá después ampliarme a pantalones, zapatos y abrigos. Mi meta eventualmente es tener mi propia tienda; y quizá posteriormente tener tiendas en todo el mundo.

Pero estoy teniendo problemas para manejar una parte muy importante del negocio: ¡Darle nombre a la marca! Mis clientes meta son hombres elegantes y masculinos. ¿Qué especie de consejo me daría sobre cómo idear un nombre ganador?

— Humberto Leal Filho, Portugal.

Si esperas hacer crecer tu negocio a otros productos e industrias, es importante idear un nombre que pueda ser reconocido en todas partes

Respuesta: He fundado muchas compañías, pero no me considero un experto en bautizarlas. Mi experiencia de marca se centra principalmente en dos empresas: Student y Virgin. Ambas experiencias me dieron algunos conocimientos que podrías encontrar útiles, Humberto.

Como he señalado antes, Student fue mi primera aventura de negocios; una revista que inicié con un grupo de amigos mientras estábamos en el bachillerato. La revista estaba dedicada a dar voz a los jóvenes enfocándose en los temas que más les importaban. El nombre se explicaba solo: Student resumía lo que éramos, lo cual hizo que presentar las ideas a los colaboradores, anunciantes y sujetos de entrevistas fuera relativamente fácil.

En ese entonces yo sentía que la revista era sólo el inicio de nuestra marca. Podíamos llevarla en muchas direcciones: conferencias Student, una compañía de viajes Student, o incluso departamentos Student. No veía a Student como un fin en sí mismo, un sustantivo; lo veía como el inicio de toda una gama de servicios, un adjetivo. Como marca, Student era flexible; y el nombre por sí solo sería reconocido de inmediato y traería a la mente valores clave.

Así que nos diversificamos. A partir de la revista Student lanzamos el Centro de Orientación Student; una línea telefónica directa a la que los jóvenes podían llamar en busca de consejos sobre salud física y mental.

Pero el sueño de nuestro equipo de entrar en otras industrias no despegó hasta un poco después.

Mientras estábamos dirigiendo la revista, detectamos otra oportunidad de negocios interesante. Casi todos los que conocíamos pasaban tiempo escuchando música y destinaban mucho dinero a comprar discos. Rara vez apagábamos el reproductor de discos en nuestras oficinas, y todos siempre se apresuraban a comprar el álbum más reciente de los Rolling Stones, Bob Dylan o Jefferson Airplane el día de su lanzamiento. Pensé en el alto costo de los discos y en nuestro público, y decidí que deberíamos vender discos a un precio menor creando un servicio de pedidos por correo y anunciándolo en la revista.

Habría pocos gastos generales, y ningún costo publicitario.

Pronto, los discos aportaban más dinero que los anuncios de nuestra revista, así que decidimos crear otro nombre para el negocio de los pedidos por correo; un nombre que fuera llamativo, que destacara y que atrajera a todos, en vez de a sólo estudiantes. Así que nuestro equipo se sentó a tratar de pensar en un buen nombre (Slipped Disc era uno de los favoritos).

Jugamos con ello por un rato, hasta que una de las chicas de nuestro equipo se inclinó hacia delante y dijo: “¿Qué tal Virgin? Somos completamente vírgenes en el negocio”. A todos nos encantó, y se quedó; y resultó ser un gran nombre. (¡No estoy seguro de que Slipped Disc Airways o Slipped Disc Hotels hubieran tenido el mismo atractivo!).

Así que, en resumen, he encontrado que hay cuatro cosas vitales que considerar cuando se pone nombre a una marca:

1. CONOCE A TU AUDIENCIA: Piensa en el tipo de personas a las que quieres atraer y que les resulta atractivo. Humberto, ya has delineado a tus clientes como masculinos y elegantes, así que elige un nombre que refleje mejor esa estética.

2. MANTENLO SIMPLE: Asegúrate de que tu nombre de marca demuestre quién eres. Recuerda que no siempre tiene que ser obvio: el nombre puede ser inventado, u original. Sólo ve los nombres de Google, Apple, Facebook, Nike, ¡y Virgin! A diferencia de Student, Virgin no era en sí mismo explicativo, pero era lo bastante sencillo para que la palabra se convirtiera en sinónimo de la marca.

3. ELIGE ALGO LLAMATIVO: Si esperas hacer crecer tu negocio a otros productos e industrias, es importante idear un nombre que pueda ser reconocido en todas partes.

4. DIVIÉRTETE: Creamos la marca Virgin en los años 70, así que te puedes imaginar cómo respondieron las personas al nombre. Por un lado, era la época del amor libre; por el otro, gran parte de la sociedad seguía siendo muy conservadora. Al dar a nuestra marca el nombre de Virgin, desafiamos al statu quo y nos divertimos mucho haciéndolo. (¡Y nos sirvió en términos de generar publicidad!).

Ahí lo tienes, Humberto: cuatro consejos sencillos para nombrar un negocio. Así que a trabajar y ponte en marcha. ¡Buena suerte!

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Esto es lo que opina Branson del Brexit
Tu gente es la piedra angular de tu empresa
Vida y trabajo, un acto de equilibrio