Opinión

En Liverpool
'viven bonito'

1
 

 

Liverpool

Es un mérito enorme de la empresa de Max David Michel que haya obtenido la semana pasada el reconocimiento como la mejor empresa para trabajar del país, brincando a la primera posición en 2015, por encima de empresas mexicanas y globales de gran calibre. Lo es, además, porque esto supone que se sobrepuso por completo al penoso episodio del asesinato de una empleada en una de sus tiendas en noviembre pasado, lo que le causó un exabrupto de mala reputación que afortunadamente no trascendió más.

Atrás, muy atrás quedaron ya para Liverpool los diferendos familiares entre los accionistas de la familia Michel y la falta de identidad de posicionamiento frente a El Palacio de Hierro. Hace años que esta firma entró en ruta de consolidarse como la preferida de la clase media mexicana. Su aceptación de hecho es transversal a muchas capas sociales. Actualmente su director es Graciano Guichard, quien pronto dejará el cargo para un miembro joven de la familia Michel, que ha sido preparado para encabezar la organización. Liverpool cuenta con 101 tiendas departamentales, una minoría de las cuales aún lleva el nombre Fábricas de Francia.

De acuerdo a la firma Great Place to Work, el factor a medir en las empresas que califican a esta clasificación anual es la confianza. Los mejores lugares para trabajar “se construyen día a día a través de las relaciones entre colaboradores y líderes, no a través de un checklist de políticas y prácticas”. La firma añade que “los colaboradores consideran que un excelente lugar para trabajar es aquel donde: confían en las personas para las que trabajan; sienten orgullo por lo que hacen; y disfrutan de las personas con las que trabajan”. Sentencia finalmente: “La confianza es el eje fundamental de los excelentes ambientes de trabajo, que se genera a través de la credibilidad con los líderes, el respeto con el que los empleados sienten que son tratados, y la justicia con la que esperan ser tratados”.

En su último reporte trimestral Liverpool dijo que ha estado incrementando su participación de mercado y que su estrategia de potenciar marcas como Aéropostale, Destination Maternity, Banana Republic o Disney Collection, funcionó. Curiosamente la empresa también dijo que 2014 fue un año en el que la gente prefirió pagar más utilizando efectivo y menos la tarjeta de crédito.

Great Place to Work dio a conocer este dato que debería preocupar a los empresarios a los que les pasa inadvertido este ranking: “la rotación voluntaria de Las Mejores Empresas para Trabajar® (13 por ciento) es 10 puntos porcentuales menor de la que tienen las empresas que no califican (23 por ciento)”. Contundente.

Todo parece indicar que el “Viva Bonito” y el “Es parte de mi vida” funcionan.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
Murillo Karam y las Fibras
El diputado de Morena que se confundió de salsa
Ojalá otros empresarios fueran como Ernesto