Opinión

En juego, la credibilidad de la Fed

1
 

 

Módulo especial Reserva Federal Fed. (Especial)

La reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos que empieza este miércoles y concluye el jueves a mediodía es una de las más importantes de los últimos años.

En esta reunión de política monetaria, el banco central estadounidense decidirá si aumenta el rango objetivo de la tasa de fondos federales, que se mantiene en el mínimo histórico de 0.0 a 0.25 por ciento desde diciembre de 2008.

Las condiciones para subir la tasa de referencia son que siga fortaleciéndose el mercado laboral en EU y que la inflación regrese a su meta de 2 por ciento en el mediano plazo.

Pero mientras el mercado laboral continúa recuperándose y está cerca de una condición de pleno empleo, lo cual podría justificar un alza de tasas, la inflación se mantiene muy por debajo de tal objetivo.

La última vez que la Fed elevó la tasa de fondos federales fue a finales de junio de 2006, hace más de 9 años.

En el mercado de futuros, las ‘apuestas’ apuntan a que el primer movimiento alcista de la Fed podría darse a finales de este año.

Según los contratos de fututos, hay 28 por ciento de probabilidad de que la Fed comience a subir la tasa de fondos federales en septiembre, 41 por ciento de que lo haga en octubre y 58 por ciento en diciembre.

Pero de acuerdo con la encuesta de Bloomberg entre 100 analistas, una leve mayoría espera que este jueves comience el ciclo de alza de tasas por parte de la Fed.

Sin embargo, las ‘apuestas’ entre los analistas de instituciones financieras globales están más bien divididas.

Como divididas están las opiniones en el comité de mercado abierto de la Fed, presidido por Janet Yellen, sobre cuándo abandonar la política de tasas cercanas a cero.

Algunos de sus 12 miembros han manifestado públicamente estar a favor de mantener la tasa de referencia sin cambios.

Y otros han dejado ver su inclinación por incrementarla en un cuarto de punto porcentual en septiembre y en la misma magnitud en diciembre.

Hasta la primera semana de agosto se daba por hecho que la Fed comenzaría a aumentar la tasa de fondos federales en la reunión de esta semana.

No obstante, la volatilidad financiera proveniente de China y la caída en los precios de las materias primas causaron dudas sobre la fecha esperada del alza de la tasa de referencia en EU.

El vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, dijo a finales de agosto que hubo un “cambio de circunstancias” a partir de la devaluación del yuan chino, algo que es “relativamente nuevo” y que debe analizarse.

Si bien los mercados han descontado el inminente inicio del ciclo de alzas de las tasas de interés en EU, en buena medida la Fed se juega su credibilidad tanto si hace su primer movimiento en esta reunión o si lo deja para después.

Veremos.

México, en una crisis de pérdida de confianza

¿Por qué México no se ‘mueve’ a la velocidad deseada?

Dólar a $17, justificado por la debilidad de la economía