Opinión

En 4 entidades el 67% del PIB nacional

 
1
 

 

Salario bajo.

Para Salomón Chertorivsky, Secretario de Desarrollo Económico de la CDMX, el Gobernador del Banco de México saliente, Agustín Carstens  fue el opositor más relevante a la propuesta de recomponer el poder adquisitivo del salario mínimo.

Y no cree que con la salida de Carstens, la posición del Banco Central Mexicano cambie en este tema. No importa quien sustituya a Agustín.

La CDMX ha presentado el informe económico de la Capital al tercer trimestre del año. Desde 2013 a septiembre del 2017, la economía de la Ciudad ha crecido en promedio 3.2%, superior al promedio nacional de 2.6%. La contribución de la Ciudad al crecimiento del país es prácticamente de 25% (24.4%), seguido del estado de México con 14.6% y de Puebla con 14%.

Estas tres entidades concentran el 53 por ciento del PIB nacional. Si se suma Nuevo León , cuarto en esa lista, tendremos que en sólo 4 entidades se concentra el 67% del crecimiento nacional. Las 28 restantes suman apenas el 33 por ciento.

Las entidades con menor contribución son Guerrero con -0.6%, Veracruz, Hidalgo y Chiapas con una contribución de -3% cada una, Oaxaca con -5.5%, Campeche con -12.8% y Tabasco con -13.4%. El éxito de la Capital deja en evidencia la inequidad en la contribución económica de 28 estados del país. En 18 trimestres desde 2013 al 3T17 la Ciudad de México ha logrado crecer 11 trimestres.

Al 3T17 la Capital crece a ritmos de 3.3% y al final del año conseguirá muy posiblemente un crecimiento de 3.2% mientras que el país en su conjunto crecerá 1.7% según estimaciones del Inegi.

El reporte señala que desde diciembre del 2012 a septiembre del 2017 se crearon 549 mil empleos formales en la Capital equivalentes al 18 por ciento de todo el empleo generado en el país en el período.

Pero las cifras positivas que señalan a la Capital con un desempeño económico muy favorable comparada con otras entidades. Pero no parece haber motivos para festejar.

La política económica de la CDMX no ha conseguido recomponer con eficiencia el poder de compra del salario mínimo. A pesar del ajuste experimentado para 2017 este ingreso tiene hoy un rezago más importante que el que presentaba en septiembre del 2013 para poder adquirir una canasta básica alimentaria .

En septiembre del 2013 la distancia era de 18.8 pesos y ahora es de 19 pesos. Hoy al salario mínimo le faltan 19 pesos para adquirir una canasta básica alimentaria capaz de satisfacer la demanda de productos alimentarios para dos personas. Comenzó este año con un déficit de 11.40 pesos y al término del mes patrio le faltan 19 pesos.

Esto implica que ante la poca posibilidad de que se acepte que el salario mínimo creciera hasta los 95 pesos para el 2018 aún le faltarían 4 más para poder cubrir este requerimiento.

El titular de la política económica de la Capital sostiene que el Banco de México ha presentado una oposición férrea a que se incremente el salario mínimo sin haber mostrado un solo argumento serio, consistente, sólido, serio, que soporte su decisión.

Y las cosas no cambiarán con la salida de Carstens del Banco de México. El financiero se marchará a su nueva encomienda internacional sin haber distinguido una baja consistente de la tendencia inflacionaria nacional pero también sin haber cedido un ápice en su posición opositora a la presión de que se recomponga el poder de compra del salario mínimo en el país.

Con lo que ello implica para el combate a la pobreza.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Pymes: buscar una contabilidad sin líos
Continuidad de políticas públicas
Un hogar dentro de un contenedor