Opinión

Empresas mexicanas, en la mira por 'lavado' de dinero

 
1
 

 

Jeanatte

La mira de las autoridades mexicanas ya está puesta en el sector privado que tienen actividades conocidas como 'vulnerables', como son la venta de autos, joyería, inmobiliarias, constructoras e incluso notarios, que si bien hoy tienen límites en cuanto a la aceptación de efectivo y emiten reportes al Servicio de Administración Tributaria (SAT), esto no es suficiente.

México se encuentra ya en el proceso final de recibir las observaciones por parte del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) sobre lo que se ha hecho bien y mal para prevenir el lavado de dinero, en donde, se sabe ya según los reportes preliminares que entregaron a las autoridades mexicanas, en el sector financiero se tiene una buena protección, lograda en gran parte a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y desde luego al interés de las instituciones de no verse involucradas en estas actividades.

Sin embargo, nos comentan que en la parte de las actividades 'vulnerables' falta regular aún más la supervisión que lleva a cabo el SAT, que es donde precisamente tienen puesta la mira en hacer cambios, según reveló a oficiales de cumplimiento la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En febrero ya se sabía que el GAFI había hecho observaciones sobre una mala procuración de justicia y que la efectividad del sistema de justicia era regular. Sólo hay que ver sentencias y decomisos. Pocos datos y resultados.

En este mes se sabrá que México ha caminado mucho en legislación adecuada y supervisión correcta, pero será en el sector privado en donde se tendrá un mayor enfoque. Un ejemplo que dio el titular de la UIF es el de las personas morales que en México son sociedades anónimas que, cuando transmiten acciones y no participa un notario, se dificulta seguir el rastro de quién es el dueño, por lo que se espera que haya mayor interacción entre el sector financiero y privado.

Y todo esto estará sin duda muy bien, ya que un sector financiero y económico mejor protegido contra el lavado de dinero beneficia a todos. Lo único es que, hasta ahora, muchos de los miles de reportes que hacen las entidades financieras no terminan en una sentencia. Es más, ni a averiguación previa llegan. Es trabajo tirado a la basura e inversión millonaria desperdiciada hecha por las entidades.

Y lo peor de todo esto es que la lista de personas bloqueadas —la SCJN ya dijo que es inconstitucional la forma en que se opera— no se conoce de forma oficial, por lo menos cuántos sujetos la integran y cuánto dinero hay bloqueado y no reclamado en el sistema.

El titular de la UIF, Alberto Bazbaz, dio a los oficiales de cumplimiento una cifra de cuatro mil millones de pesos en cuentas bloqueadas. Dijo que parte de esa cantidad no será reclamada, ya que deben acudir a la PGR a explicar su origen, por lo que serían declarados 'abandonados'. Si resulta cierta esa cantidad o “mucho más” como anticipó, ¿en qué se utilizará?

Y ya que estamos con temas de cuentas bloqueadas, también ahí se comentó la sorpresa de que Amado Yañéz asegura que de las 50 cuentas bancarias que la PGR ordenó bloquearle en marzo de 2014
—lo cual cumplió en ese momento la CNBV al enviar el oficio a todos los bancos— casi todas ya están desbloqueadas, que sólo le falta una.

¿Adivinen de qué banco? Sí, obvio, de Banamex. Ahora anda viendo cómo recuperar ese dinero. ¿Qué dirá Banamex, que ahora hasta podría ser demandado por quien sigue un proceso de defraudación en libertad por el presunto fraude de Oceanografía? Se dice que se le ve muy tranquilo. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Educación financiera,¿sirve en la tragedia?
La invasión asiática en marcha
¿Cuánto donarán los bancos?