Opinión

Embargan la marca FITA

1
 

 

FITA

Como lo adelantamos en este espacio, el viernes pasado el juez Vigésimo Primero de lo Civil, Bruno Cruz Jiménez, ordenó el embargo de la marca FITA y dos cuentas bancarias de la empresa RCM Global Trade, SA de CV, para garantizar el pago de un adeudo incumplido de exactamente tres millones 951 mil 499 pesos con cuarenta centavos.

El miércoles pasado hicimos un recuento de la historia de la marca “FITA”, que es un acrónimo de la Feria Internacional de Turismo de las Américas, que tuvo su primera edición en 2010. Y, para finalizar, señalamos que esta historia todavía tenía páginas por escribirse, debido a que el director de FITA, Juan Carlos Hinojosa Luelmo, en 2012 le había quedado a deber casi cuatro millones de pesos a un proveedor. Esta pequeña empresa quebró y, por tanto, decidió demandar a la RCM Global Trade, que dirige Hinojosa.

La demanda se inició en noviembre de 2013 y la semana pasada el juicio finalizó. El juez determinó que la empresa demandada debe liquidar la deuda reclamada por el demandante o, de lo contrario, le embargarían bienes que garantizaran la cantidad estipulada.

Hinojosa o sus representantes legales debían presentarse el pasado viernes a las diez de la mañana en el juzgado, para pagar u ofrecer bienes en garantía, pero no lo hicieron. Y, al no presentarse, por ley los acreedores tienen derecho a elegir con qué bienes se quieren cobrar y ellos escogieron la marca FITA y las cuentas bancarias.

Este 21 de agosto, al vencerse el plazo marcado, el juez Cruz Jiménez ordenó que se girara un oficio al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) “a efecto de que se trabe formal embargo hasta por la cantidad de tres millones 951 mil 499 pesos 40/100 MN, sobre la marca denominada Fita Ciudad de México, Feria Internacional de Turismo de las Américas Ciudad de México, que existe a nombre de la demandada RCM Global Trade S.A. de C.V.”.

Además, el juez ordena también que: “Por otra parte, gírese oficio a BBVA Bancomer S.A., para informarle que mediante diligencia de fecha 21 de agosto del año en curso, se embargaron las cuentas bancarias números 0174164547 y 0174173090 de dicha institución, a nombre de RCM Global Trade, S.A. de C.V.”, hasta por la cantidad ya señalada, cantidad “que corresponde a la suerte principal a la que fue condenada a pagar la parte demandada, por lo que deberá inmovilizarse las mismas, por lo que, dentro del término de cinco días deberá remitirse mediante billete de depósito el saldo existente en las mismas apercibido de doble pago para el caso de incumplimiento”. Esta resolución fue publicada ya en el Boletín Judicial.

La historia de este caso es muy simple: en 2012 los hermanos Jorge y Marco Antonio González Arciniega fueron contratados por RCM Global Trade para la elaboración de publicidad exterior e interior en la tercera edición de FITA, que siempre se ha llevado a cabo en la Expo Bancomer, en Santa Fe. En esos días, la razón social de la empresa era Adriana Dilián González Lohora, nombre de una de sus sobrinas y, por lo tanto, es quien oficialmente presentó la demanda y es a ella a quien el juez ordenó a RCM Global Trade pagar el adeudo.

Así, al quedar embargado el nombre de la feria y pasar a manos de los hermanos González Arciniega y su sobrina Adriana, se abren más interrogantes sobre la sobrevivencia del evento, ya que este año se canceló, aunque la explicación oficial del comité organizador y del propio Hinojosa fue que habían decidido convertirla en bianual, es decir, supuestamente está programada para llevarse a cabo el próximo año.

O también habría que ver qué es lo que piensan hacer los hermanos González con la marca. Tal vez pretendan venderla para convertirla en efectivo, que es lo que necesitan para liquidar sus propias deudas; o cabría la posibilidad de que busquen a gente experta de la industria de las expos, para asociarse y continuar con esta feria internacional que bien le hace falta tanto a la ciudad de México, como a la industria turística del país

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx 

También te puede interesar:
Juan Carlos Hinojosa pierde demanda; podrían embargarle la FITA
El desperdicio del Acueducto del Padre Tembleque
Por fin, una política pública para la gastronomía nacional