Opinión

Elecciones en Francia, globalización vs. nacionalismo

 
1
 

 

elecciones Francia. (Shutterstock)

La primera vuelta en la votación para elegir presidente en Francia tuvo lugar el pasado domingo. La ley dispone que si ninguno de los diferentes candidatos obtiene más de la mitad de los votos, se tendrá otra votación dos semanas después con los dos candidatos que más votos obtuvieron en la primera vuelta, que es el caso actual. Este proceso permite que el ganador obtenga cuando menos 50 por ciento de los votos, lo que le da mayor fuerza política para tomar las distintas decisiones que su puesto requiere.

Tal y como lo escribí hace un par de meses en esta columna, los dos candidatos (de los once que participaron en estas elecciones) que irán a la segunda vuelta son la diputada del partido Frente Nacional, de extrema derecha, Marine Le Pen, y el candidato independiente Emmanuel Macron. Destaca que no quedó en la segunda vuelta ningún candidato de los dos partidos tradicionales que han ocupado el poder en las pasadas décadas, que son el Socialista y el Republicano.

Le Pen propone una política contraria a la globalización, de menor competencia del exterior, mayores aranceles a las importaciones e impuestos a las empresas y personas de elevados ingresos que podrían llegar a 100 por ciento (lo cual hace improbable que alguien quiera trabajar con la idea que le quitarán la totalidad de sus ingresos), así como una importante limitación a la inmigración. Además anuncia que de llegar a la presidencia retiraría a Francia de la Unión Europea y dejaría de utilizar el euro como moneda propia, considerando en su lugar al franco.

Por su parte, Macron propone exactamente lo contrario, al anunciar que fortalecería la integración de los países europeos, reducción de impuestos, apoyo a las empresas y una menor intervención gubernamental. Nunca había sido tan claro en ese país el enfrentamiento de dos posturas económicas tan opuestas: Por un lado está el liberalismo económico y en pro de la globalización y por el otro el populismo nacionalista.

Al conocerse los primeros resultados de la elección los mercados financieros reaccionaron de manera muy positiva, con fuertes incrementos en las distintas bolsas de valores, incluida la mexicana, y en la cotización del euro. Esto se debe a la preocupación que había de que triunfara la candidata que se opone al comercio, a la integración comercial de los países y apoya mayores impuestos, todo lo cual reduce el crecimiento económico, pudiéndose repetir lo sucedido en Gran Bretaña con el Brexit hace sólo unos meses. Cabe resaltar el extremo de Venezuela, país que limita el funcionamiento de los mercados en donde la economía se contrajo 10 por ciento el año pasado y la inflación ya es superior a 1000 por ciento anual.

Aunque las encuestas ya dan como ganador en la segunda vuelta al joven candidato independiente, todavía es posible que triunfe la candidata de la extrema derecha por las siguientes razones:

1. Debido a que las encuestas muestran 'inevitable' el triunfo de Macron, puede suceder que numerosos seguidores consideren que ya no es necesario que salgan a votar en las casillas el 7 de mayo, lo que propiciaría su derrota;

2. Distintos candidatos perdedores pueden unirse para apoyar a Le Pen, a fin de evitar el triunfo del candidato más identificado con el sector empresarial;

3. El candidato independiente no tiene una amplia y sólida estructura partidista, ya que su partido sólo tiene un año de haberse constituido. La misma es muy importante para convencer a los votantes para que salgan ese día a depositar su voto.

4. Eventos trágicos e inesperados pueden hacer que se modifique la opinión de un grupo relevante de votantes y que apoyen a la candidata que propone cerrar el país a los inmigrantes, como podrían ser nuevos atentados de extranjeros terroristas o una nueva guerra.

Hay que recordar que antes de las elecciones la gran mayoría de las encuestas daban como 'segura' ganadora a Clinton en Estados Unidos o a la derrota del Brexit en Inglaterra, lo cual no sucedió. Cabe resaltar que si gana Macron la presidencia en Francia y Trump prosigue con su propuesta de reducir los impuestos en Estados Unidos, el gobierno mexicano tendrá una fuerte presión para también reducirlos en nuestro país.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
¿Por qué suben las tasas de interés?
La renegociación del TLCAN
¿Qué origina los déficits comerciales?