Opinión

El “verdadero Estados Unidos

 
1
 

 

Cuba

Los lectores más jóvenes o extranjeros quizás no recuerden el papel tan grande que jugaba (y que sigue jugando, hasta cierto grado) en la política conservadora la supuesta superioridad moral del Estados Unidos de pueblos chicos.

Hace años, los republicanos se exhibían solos como el partido del “verdadero Estados Unidos”, y de valores familiares, al contrario de la decadente izquierda en sus enclaves en las costas. La defensa de los valores tradicionales jugó un papel importante en la campaña presidencial de 2004.

Siempre se supo que en esto había mucha hipocresía, que la zona central no tenía el monopolio de la virtud, y que la costa no tenía el monopolio del vicio, y que seguramente algunos de los tipos que hablaban más estridentemente de valores familiares tenían esqueletos en sus clósets.

Pero lo que ahora estamos sabiendo de Dennis Hastert, que durante esos años fue presidente de la Cámara de Representantes (específicamente de acusaciones de abuso,) está más allá de cualquiera cosa que podíamos habernos imaginado.

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar

Refutando el mito de la “nación de tomadores”

¿Han vuelto las “reglas Clinton” para 2016?

El auge de las máquinas está pasando