Opinión

El Tratado Transpacífico (TPP): un riesgo para México

 
1
 

 

Contenedor. (El Financero)

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (mejor conocido por sus siglas en inglés como TPP) es un tratado comercial que nació en enero de 2006, pero en la medida en que más naciones han querido formar parte de él, sobre todo Estados Unidos en 2008, se han dado múltiples rondas de negociación que aún no concluyen.

Actualmente los países miembros del TPP son los siguientes: Australia, Brunéi, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam, Canadá y México. Cabe señalar que México manifestó su interés por formar parte de este acuerdo en junio de 2012, cuando aún era presidente Felipe Calderón; mientras que Japón se unió a este tratado en diciembre de 2011.

Es importante mencionar que después de varios años de negociaciones, al parecer ahora si está cerca de ser concluido, ya que el Senado de Estados Unidos le acaba de otorgar al Presidente Obama la “vía rápida” de manera que se puede avanzar en negociaciones comerciales y presentar los acuerdos firmados al Legislativo para que los apruebe o rechace sin cambiar el contenido.

¿Qué tiene México que ganar participando en el TPP? La realidad es que en términos de exportaciones la expectativa es muy baja debido a que ya que contamos con tratados de libre comercio con todos sus miembros, salvo por el caso de Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam. ¿Qué les podemos vender a estos 6 países? Al parecer casi nada ya sea por su lejanía o por sus propias condiciones de mercado, y es que contrario a lo que dicen los funcionarios de la Secretaría de Economía, no podemos esperar que nuestras exportaciones se vayan a dinamizar tras la entrada en vigor del TPP; y lo que es peor es que una vez que entre en vigor este acuerdo existe un riesgo muy alto de que algunas de nuestras exportaciones a Estados Unidos sean desplazadas por naciones como Vietnam o Malasia.

De hecho, como veremos líneas abajo, nuestras exportaciones a los 6 países del TPP con lo no tenemos acuerdo comercial son muy pequeñas y de hecho, tenemos importantes déficits comerciales con Vietnam y Malasia, por lo que lo más seguro es que una vez que entre en vigor el tratado, veremos cómo nuestra balanza comercial con el continente asiático se deteriora aún más. Cabe señalar que en 2014 registramos un déficit total en nuestra balanza comercial con las naciones del continente asiático por 109.938 miles de millones de dólares (mmdd) por lo que el afirmar que el TPP agravará este desequilibrio comercial no es poca cosa ya que se pueden seguir perdiendo empleos en México en favor de otras naciones.

Con esto en mente procedemos a continuación a analizar nuestro comercio internacional con las naciones que conforman el TPP:

Exportaciones

Respecto a las naciones que son miembros del TPP, tenemos que en términos de exportaciones en el año 2014 nuestro principal socio fue Estados Unidos con un monto de 318.889 mmdd, seguido de Canadá con 10.670 mmdd, Japón con 2.609 mmdd, Chile con 2.147 mmdd, Perú con 1.730 mmdd, Australia con 1.009 mmdd, Singapur con 0.529 mmdd, Malasia con 0.195 mmdd, Vietnam con 0.173 mmdd y Nueva Zelanda con 0.099 mmdd. Para el caso de Brunei el INEGI no proporciona información.

Importaciones

Para el caso de las importaciones, tenemos que de los países miembros del TPP, nuestro principal proveedor en el año 2014 fue Estados Unidos con 195.278 mmdd, seguido de Japón con 17.544 mmdd, Canadá con 10.044 mmdd, Malasia con 6.560 mmdd, Vietnam con 2.092 mmdd, Chile con 1.397 mmdd, Singapur con 1.199 mmdd, Perú con 1.106 mmdd, Australia con 0.553 mmdd y Nueva Zelanda con 0.348 mmdd. De nueva cuenta tenemos que el INEGI no proporciona información respecto a las importaciones mexicanas provenientes de Brunei.

Saldo de la balanza comercial

El INEGI reporta que en el año 2014 la balanza comercial de México con las naciones del TPP se encuentra de la siguiente manera: tenemos superávit con Estados Unidos de 123.611 mmdd, superávit con Chile de 0.750 mmdd, superávit con Canadá de 0.625 mmdd, superávit con Perú de 0.623 mmdd, superávit con Australia de 0.455 mmdd, déficit con Nueva Zelanda de 0.249 mmdd, déficit con Singapur de 0.670 mmdd, déficit con Vietnam de 1.919 mmdd, déficit con Malasia de 6.365 mmdd y déficit con Japón de 14.935 mmdd.

Como puede apreciarse, es con las naciones asiáticas con las que tenemos los mayores desequilibrios comerciales, y con la entrada en vigor del TPP es de esperarse que nuestros déficits con Singapur, Vietnam y Malasia aumenten sustancialmente, sobre todo porque existe un riesgo muy alto de que naciones como China triangularán sus exportaciones a México vía Vietnam y Malasia para de esta manera gozar indebidamente de una preferencia arancelaria.


Esta afirmación no debe sorprender a nadie, ya que en el pasado ya sucedió cuando estuvieron vigentes las Medidas de Transición contra China, las cuales consistían de una cuota compensatoria del 70% respecto a la diferencia entre el precio estimado y el precio de factura de la mercancía (en caso de que las importaciones tuvieran un precio por encima del estimado no se pagaba la cuota compensatoria). Estas medidas terminaron en diciembre de 2011 y desde entonces presenciamos en sectores como calzado, vestido y textil como se cayeron las importaciones provenientes de naciones como Malasia y Vietnam, mientras que las de China aumentaron sustancialmente. Esto es una clara evidencia de que nos vendían como vietnamitas productos chinos.

Es un hecho que México no puede dar marcha atrás y estaremos en el TPP, el cual una vez concluidas las rondas de negociación deberá ser ratificado por los cuerpos legislativos de cada nación, por lo que probablemente entrará en vigor en el año 2017. Sin embargo, ahora que aún se negocian algunos temas importantes como reglas de origen y acceso a mercados (calendario de desgravación), debemos exigirle a la Secretaría de Economía que vele por los intereses de la planta manufacturera nacional y no quiera simplemente “verse bien” con sus contrapartes negociadoras entregando el mercado nacional.

Respecto al tema de la regla de origen, esto es de fundamental importancia, ya que si no se pone de manera estricta, será más fácil que China se cuele y nos inunde aún más con sus productos haciéndolos pasar por malayos o vietnamitas.

Cabe señalar que hay sectores que han estado muy cercanos a las negociaciones participando en el “cuarto de junto” para que las autoridades les hagan las consultas correspondientes, sin embargo, hay otros sectores que por su desorganización o por falta de presupuesto no están participando, por lo que es importante que la autoridad no los vaya a utilizar como fichas de cambio en las negociaciones y que se vea por el interés de la planta manufacturera nacional en su conjunto, ya que no nos podemos dar el lujo de seguir perdiendo empleos en México producto de un aperturismo indiscriminado que no nos genera oportunidades de exportar más.

Finalmente, es importante que organismos como Proméxico vayan planeando los apoyos que darán a las empresas mexicanas para que puedan incursionar satisfactoriamente en los mercados que se van a abrir. No es correcto abrir las fronteras a productores de otras naciones que si reciben apoyos de sus gobiernos y que en México los empresarios no cuenten con el respectivo acompañamiento por parte del gobierno.

Director General GAEAP.

alejandro@gaeap.com
www.gaeap.com

También te puede interesar

Causas del estancamiento económico: empleos cada vez peor pagados

Comprometiendo a las siguientes cuatro generaciones

Lo que podemos esperar para el 2016 en materia económica