Opinión

El reto de proyectar confianza en Banxico

 
1
 

 

El reto de proyectar confianza en Banxico.

El sorpresivo anuncio de la renuncia de Agustín Carstens al Banco de México a partir de julio de 2017 añadió incertidumbre respecto al rumbo de la economía mexicana y del peso en los próximos meses.

Sobre la salida de Carstens, lo importante es que el presidente Enrique Peña tome una decisión oportuna y elija al mejor candidato para cubrir la vacante de gobernador del Banco Central.

Así lo exigen el incierto panorama económico internacional y los retos que enfrentará el país a partir del próximo 20 de enero, cuando Donald Trump llegue a la presidencia de Estados Unidos.

La coyuntura para nombrar al sucesor de Carstens es propicia para debatir si no es momento de eliminar los requisitos de lugar de nacimiento y edad para ser miembro de la Junta de Gobierno.

La Ley del Banxico establece que para ser designado miembro de la Junta se debe ser ciudadano mexicano por nacimiento y no tener más de 65 años cumplidos en la fecha de inicio del periodo del cargo.

En una nota de análisis, Alonso Cervera y Alberto Rojas, de Credit Suisse, señalan que México debería considerar una reforma a la Ley del Banco Central para eliminar ambos requisitos.

Los expertos creen que no se debe limitar la participación en la Junta de Gobierno del Banxico sólo a personas que hayan nacido en México.

Si bien “hay muchos mexicanos talentosos nacidos en México que podrían convertirse en miembros de la junta, creemos que hay también muchos mexicanos talentosos no nacidos en México que podrían competir”.

Uno de ellos es Alejandro Werner, actual director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, quien nació en Argentina, pero es ciudadano mexicano.

En opinión de Cervera y Rojas, “México pierde demasiado y gana nada al no permitir que Werner compita por la apertura en la Junta del Banco Central”.

En el caso de la restricción de edad, los analistas de Credit Suisse consideran que podría eventualmente resultar costosa.

La restricción le impide a Manuel Sánchez permanecer otro periodo de ocho años como miembro de la Junta, a partir de enero de 2017, por tener 66 años.

A manera de ejemplo, Cervera y Rojas indican que si hubiera una restricción similar en Estados Unidos, Stanley Fischer, quien por cierto nació en Zambia, estaría impedido de ser miembro de la Junta de Gobernadores de la Fed, a la que se unió a los 70 años.

Con independencia de lo que oportunamente plantean los economistas de Credit Suisse, se requiere de alguien con prestigio profesional y que proyecte confianza en el Banxico como institución autónoma.

Peña envió al Senado su propuesta de ratificación de Carstens para un segundo periodo de seis años el 9 de septiembre de 2015, casi cuatro meses antes de que concluyera su primer mandato.

El 17 de septiembre, ocho días después, Carstens fue ratificado por mayoría en el Pleno del Senado.

Si el presidente aplica el mismo criterio que empleó para la ratificación de Carstens, la propuesta para cubrir su vacante tendría que ser enviada al Senado en el primer trimestre de 2017.

Ojalá que la nueva propuesta de Peña sea igual de oportuna para tranquilidad de los mercados, sobre todo del peso.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Crecimiento decepcionante… y lo que falta
La amenaza de una recesión en 2017
¿Se puede dejar de lado el pesimismo?