Opinión

El renacimiento del Toreo

1
 

 

Parque Toreo

El otro día fui al nuevo centro comercial Toreo Parque Central, que se encuentra en el lugar donde estaba el antiguo Toreo de Cuatro Caminos. Quedé impresionado. Es un espacio que tiene la enorme virtud de haber redignificado una zona que presentaba un deterioro profundo en varias dimensiones: social, urbana, estética y comercial.

Mucho de este deterioro aún se puede respirar en los paraderos de microbuses y en los puestos callejeros; pero por lo menos ahora existe este nuevo colosal espacio público que invita a la gente a modificar positivamente su comportamiento cuando se encuentra en la zona.

Toreo Parque Central se convertirá sin duda en un magneto de prosperidad en la frontera del Distrito Federal con el Edomex, algo que hacía mucha falta ahí, tierra de nadie y de todos, donde lo mismo hay orina en la banqueta o perros callejeros cojos. Da gusto, además, que por ahí se alcanzó a colar un espacio cultural: el Foto Museo Cuatro Caminos, aunque todavía no funciona a plenitud.

Detrás de Toreo Parque Central está un hombre poco conocido pero que ha tenido la virtud de integrar este gran proyecto: Salvador Daniel Kabbaz, el CEO de Fibra Danhos, la empresa que desarrolló y tuvo la visión de montar este gigantesco centro comercial.

Fibra Danhos ha puesto mucha esperanza en su futuro en este desarrollo magno. La firma espera 61 millones de visitantes al año y tendrá más de 200 tiendas, restaurantes y comercios de todo tipo. Es tan grande que sus escaleras eléctricas totalizan linealmente 2.5 kms. Más de 22 mil personas trabajan ahí. El centro estará ciento por ciento operativo y estable hacia finales de este año. Próximamente también habrá un hotel ahí.

Esta empresa es uno de los ejemplos más nítidos sobre cómo se puede formalizar una organización. Hace unos días el banco suizo UBS le calificó como una de las “20 mejores empresas familiares públicas”, diciendo que lo hizo “debido a resultados muy positivos en áreas como consistencia en la estrategia, alineación de incentivos con accionistas y con metas de largo plazo, calidad del management, retornos a los accionistas…”

El tamaño de Fibra Danhos es cada día más considerable. Su plan hacia 2018 incluye más de 610 mil metros cuadrados bajo su paraguas, y un uso de deuda moderado de hasta cinco mil millones de pesos. Otros proyectos ya le ocupan para solidificar su futuro, como el centro comercial que desarrollará en la zona de Iztapalapa-Xochimilco.

Toreo Parque Central es un ejemplo maestro sobre cómo deben hacerse las cosas para redimensionar los atributos de convivencia de la sociedad con base en las premisas económicas de nuestro sistema capitalista. Es ampliamente meritorio: lo injertaron en una zona que parecía perdida.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
Este cabrón, ¿qué se cree?
Las tres virtudes de la Ley Ficrea
No aplica la aritmética con Pancho Aguirre, Mario