Opinión

El PRI se juega la vida
en el Edomex

   
1
  

  

josefina

El PAN y Morena pueden darse el lujo de perder el Estado de México y luego situarse en posibilidad de ganar la elección presidencial sin ningún problema.

Para el PRI, en cambio, el Edomex es de vida o muerte. Y a juzgar por las encuestas está más muerto que vivo.

La encuesta que Reforma publicó el martes resulta tan elocuente como demoledora: la panista Josefina Vázquez Mota le saca 14 puntos de ventaja al priista mejor posicionado, que es Alfredo Del Mazo.

Esa ventaja la tiene sin alianza con el PRD. Si logran el acuerdo panistas y perredistas, la batalla por Edomex puede ser letal para el PRI. Adiós 2018.

Los priistas pueden perder la presidencia, y ya se recuperarán, como ocurre en las democracias. Pero perder su bastión que es el Estado de México, más la presidencia, los dejaría en la orfandad total.

Por eso llama la atención que el gobierno no haya puesto todos sus focos en dirección a esa entidad clave, para solucionar el problema de inseguridad que tiene a los ciudadanos contra la pared.

Ahí no hay 'mal humor social' generado por los medios, sino temor a ser asaltado sin que se vea respuesta eficaz de las autoridades.

El PRI no va a ganar la elección en el Estado de México repartiendo despensas de manera furtiva o abierta.

Si quiere tener posibilidades de triunfo deben bajarse los índices delictivos de manera drástica, en unos cuantos meses, con acciones contundentes y tangibles.

La percepción de inseguridad en el estado es de 72 por ciento.

El 95.3 por ciento de la población de Ecatepec, el municipio más poblado del país, se siente insegura según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana hecha por el Inegi.

Eso es lo que los puede hacer perder: un problema de política pública, no el capricho de la población o el surgimiento de un candidato portentoso en la oposición.

Vázquez Mota, con todo y el problema de los fondos que recibió del gobierno para su red de fundaciones propaisanos en Estados Unidos, les lleva una amplia delantera.

Y si el PAN pone a un candidato o candidata que no es tan conocido como Josefina, araña el primer lugar… sin coalición con el PRD.

¿Qué es? Es la inseguridad. No es un asunto de candidatos mejores o más carismáticos, sino de eficacia al atacar un problema que se agrava y se ha vuelto insoportable.

¿Cómo es que 95.3 por ciento de la población de Ecatepec –un millón 677 mil habitantes– se siente insegura, en riesgo de ser asaltada, de no llegar a su casa o de ser lastimada?

¿Son todos paranoicos?

No, el problema existe. Los asaltos en los microbuses y en la vía pública son hechos reales que opacan los avances en otros ámbitos, como es la creación de empleos, que ha sido notable.

La respuesta a la crisis de inseguridad en el Estado de México debe venir de la federación, porque el gobierno local no ha podido hacerlo en cinco años.

No hay otro tema más grave que la inseguridad en el Edomex. Y en lugar de mandar patrullas con policías federales, mandan despensas.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
​No reabrir el TLC
Corral no puede con Chihuahua
Gonzalo Rivas, un grito contra la intolerancia