Opinión

El precio de la mariguana y su consumo

César Velázquez Guadarrama*
1
 

 

Mariguana

En la discusión sobre la liberalización del mercado de la mariguana, un factor importante a considerar es saber si el consumo de la misma se incrementaría y cuánto. A este respecto, ¿qué ha dicho la literatura académica?

Un primer elemento que podría aumentar el consumo es una baja en el pecio. Para estimar el efecto del cambio de un precio en la cantidad demandada, los economistas utilizan el concepto de la elasticidad, que es el cambio en términos porcentuales de la cantidad con respecto al cambio de un punto porcentual en el precio. Un estudio que resume 13 trabajos hechos con datos de Estados Unidos, India y Australia para distintas poblaciones estima la elasticidad de la mariguana entre -0.28 y -0.31. Si redondeamos estas cifras a -0.3, esto significa que si el precio baja en 10 por ciento, la cantidad consumida aumentaría en 3.0 por ciento. Como es natural, existen diferentes estimaciones dependiendo de los datos y del grupo específico que se estudie -adolescentes, adultos, estudiantes de universidad, consumidores regulares, etcétera- pero en casi todos los casos se encuentra una elasticidad menor a uno en términos absolutos, lo que quiere decir que el consumo aumenta en una menor proporción que la baja en el precio.

Otro elemento que puede afectar el consumo es lo que en inglés se denomina descriminalización (decriminalization) y que se refiere a la eliminación de factores de riesgo asociados a la ilegalidad del consumo como por ejemplo sentirse mal por hacer algo no permitido, miedo a ser aprendidos por la Policía o ir a comprar la mariguana a un barrio peligroso. En este caso, la literatura ha encontrado que para los usuarios nuevos (generalmente menores de 18 años) los efectos son positivos si bien la evidencia no es conclusiva mientras que parece no existir efecto alguno para los usuarios regulares.

Sin embargo, y a pesar de estos estudios, un análisis del caso de Portugal muestra que después de la descriminalización del consumo, la prevalencia del mismo de la mariguana en el grupo de 13 a 18 años ha descendido y en el grupo de 19 a 24 años ha aumentado, pero muy poco.

Los resultados ambiguos reflejan la dificultad de realizar estudios de este tipo y al mismo tiempo la necesidad de continuar investigando. En este sentido cabe anotar que la mayoría de los estudios hasta ahora realizados se han hecho en un contexto en el que es ilegal el consumo y que por lo tanto será muy importante observar los resultados de investigaciones que seguramente se llevarán a cabo en los estados norteamericanos donde se ha legalizado el mercado de la mariguana, como Colorado.

El debate está abierto en México pero para que este sirva de verdad tiene que estar basado en la mayor evidencia científica posible. El gobierno en este momento debería ya estar asignando recursos para que se estudiara el impacto en el consumo de una baja en el precio y de la descriminalización y complementar estos estudios con simulaciones de posibles regulaciones.

* Coordinador de la maestría en Políticas Públicas.

También te puede interesar:
Sobre la (i) relevancia del monto del salario mínimo
Políticas públicas y la salud mental
La lucha contra la pobreza