Opinión

El PRD traicionó a México, dice Solalinde

El PRD es corrupto y traidor. Así, seco y sin contemplaciones fue el gancho al hígado que le propinó el padre Alejandro Solalinde, uno de los invitador de honor a la plenaria de los senadores perredistas.

No cabe duda que los tiempos han cambiado. Hace algunos años habría sido un escándalo la asistencia de un cura a una reunión partidista.

Solalinde se ha destacado por su defensa a los derechos de los migrantes y fue presentado con todos los elogios por la propia senadora Dolores Padierna, quien lo llamó ‘toda una autoridad moral, a quien agradezco que se encuentre con nosotros’.

Solalinde agradeció la invitación y después del saludo de cortesía soltó el golpe seco: “Vaya ‘paquetito’ que tenían ustedes, porque nuestras izquierdas se dividieron y también el PRD traicionó al pueblo de México, dio la espalda, pactó. Se aprió, se aprianizó’.

Para Solalinde pactar y dialogar son sinónimos de traicionar, cuando en realidad son el fundamento de la política. Lamento mucho escuchar semejante idea de un sacerdote. ¿Preferirá que prevalezcan las diferencias y se imponga el más fuerte? ¿Será partidario de la confrontación callejera para imponer una voluntad a la otra?

Además, llamó a la reunificación de ‘las izquierdas’, una frase idealista que suena muy bien en el discurso, pero inútil, porque las ‘izquierdas’ en México jamás han estado unidas.

Mientras tanto, por separado, Luis Serna, el secretario particular del jefe de gobierno del Distrito Federal, dejó claro el mensaje: ‘que nadie se equivoque, en el Gobierno de la Ciudad hay un solo proyecto y un solo equipo, cuyo propósito es trabajar todos los días por el bienestar de los habitantes de la capital”. Pidió redoblar esfuerzos en torno del liderazgo del Dr. Miguel Ángel Mancera. ¿Quién habrá sido el destinatario del mensaje? Ya lo sabremos.

Con una nueva inversión coreana en el sector energético, Tamaulipas se consolida como un estado clave para mantener a México como una potencia petrolera. El 20 por ciento del PIB estatal lo genera el sector petrolero y el 59 por ciento del territorio tamaulipeco tiene potencial de hidrocarburos.


Hasta el viernes.