Opinión

El PRD se da golpes de pecho

Ahora resulta que el presidente municipal perredista de Iguala, en Guerrero, tiene averiguaciones previas en su contra de tiempo atrás y nadie sabía, o nadie se acordó. El caso es que el Partido de la Revolución Democrática, en un intento por aminorar los daños políticos en su contra y repartir culpas, exige que el gobierno federal asuma su responsabilidad por los hechos violentos que estallaron el pasado fin de semana, cuando fueron asesinados normalistas de Ayotzinapa y el secretario general del PAN en el estado.

Ya hace un año, el PRD tuvo que tragar sapos cuando los meteoros Ingrid y Manuel arrasaron con una extensa zona de la costa guerrerense, en lo que se convirtió en la peor tragedia natural de su historia, mientras el gobernador Ángel Eladio Aguirre Rivero se emborrachaba en un fiesta, sin alertar a su pueblo del peligro que se les venía encima. "Que con su pan se lo coma", dice el refrán. Recordemos que Aguirre Rivero es un desecho priista que importó el PRD con tal de ganar votos y parece que ahora no está dispuesto a pagar solo el precio del desprestigio.

Sobre todo cuando ahora otro de sus militantes, el presidente municipal de Iguala, señalado como corresponsable de la matanza en su ciudad, hoy es un prófugo de la justicia. ¿La dirigencia perredista no conocía las indagatorias contra José Luis Abarca? Y si lo sabía, ¿por qué lo postuló como candidato a presidente municipal de Iguala? Las investigaciones en su contra son varias y no menores.

Dicen que Abarca pretendía heredar la presidencia municipal a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, quien tendría relación familiar con Alberto Pineda Villa, alias El Borrado, operador del cártel de los Beltrán Leyva. ¡Nomás!

Por cierto…

Miguel Ángel Mancera lo logró: que los marchistas del 2 de octubre salieran a las calles en paz a cambio de no sacar a la Policía. Acordó con los organizadores de la marcha una manifestación pacífica como no había ocurrido en muchos años. Sólo un grupo de anarquistas bien identificado hizo de las suyas, pero en general fue un éxito para el gobierno de la ciudad de México.

Twitter: @Cachoperiodista