Opinión

El plan B

  
1
  

  

Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN.

La posible candidatura a la presidencia de Ernesto Ruffo Appel desconcertó a más de un panista y alegró a propios y extraños.

En una reunión donde estaban varios integrantes del CEN se comentó la decisión del primer gobernador de oposición en México de analizar si buscará la candidatura presidencial y muchos se admiraron por esta declaración hecha a esta columna y se preguntaron si no estaban en un proyecto en torno al dirigente nacional, Ricardo Anaya.

Pero otros consideraron que esta decisión del exgobernador de Baja California podría significar el plan B, por si los ánimos se exacerban demasiado en la contienda interna para elegir al candidato presidencial.

Finalmente Ruffo Apppel es una figura emblemática en el panismo y en el país, ya que ganó el gobierno en 1989 y con ello inició una era en la que 11 años más tarde se logró la alternancia en la presidencia de la República, con el triunfo de su partido.

De acuerdo con una encuesta de Gea Isa, Ernesto Ruffo tiene 22 por ciento de conocimiento entre la población, que realmente es muy poco, comparado con 92 por ciento de López Obrador, pero si toma su decisión a principios del próximo año, esto le da grandes posibilidades de crecimiento, porque también implica menos negativos.

Y para este fin de periodo de sesiones del Senado, Ruffo subió a su página de Facebook un video en el que critica abiertamente a sus compañeros legisladores y les advierte que actuará contra los moches.

Califica como “vergonzosa, inaceptable y por supuesto ilegal” esta práctica de los legisladores conocida como moches, mediante la cual entregan recursos etiquetados a sus estados y municipios, en contubernio con la SHCP.

Señala que algunos diputados manejan estos recursos de manera transparente, pero otros hasta crean empresas constructoras y se prestan a la corrupción, por lo que se compromete a investigar sobre el tema.

AHORA VA CONTRA CÉSAR DUARTE
Al parecer se le complican cada vez más las cosas al exgobernador de Chihuahua César Duarte. Primero Armando Barajas, consejero político del PRI, informó que será expulsado por diversos delitos como mal manejo de recursos públicos, daño patrimonial y presunto saqueo a las arcas de Chihuahua.

Y después la Judicatura estatal decidió reaperturar las investigaciones de enriquecimiento ilícito del exgobernador César Duarte y sus más cercanos colaboradores.

En un video en su página de Facebook el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, informó que la Judicatura a través de dos jueces de control ha tomado “relevantes y trascendentes” decisiones por las cuales se posibilita la reapertura de las investigaciones del exgobernador, con lo cual César Duarte tendrá que responder a la Fiscalía por los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito en la denuncia que se presentó ante la Fiscalía hace poco más de un año, por los depósitos por casi 80 mil millones de pesos a una sociedad financiera, lo mismo que hizo el secretario de Hacienda del exmandatario, por lo que se creó el Banco Unión Progreso.

César Duarte había tomado medidas de autoprotección para exonerarse, pero se reabrió la investigación.

Lo único que nos queda esperar es que si se concluye que es culpable, la PGR demuestre la capacidad de sus equipos de inteligencia y no se repita lo sucedido en el caso del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien, por cierto, aseguran que está dispuesto a entregarse, pero en otro país, para tener un largo proceso de extradición y regresar ya concluido el actual sexenio.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Muy avanzado, el acuerdo con Encinas
Medirán candidatos ciudadanos
PRI debe cuidar elección en Nayarit