Opinión

El PAN no quiere a la “chiquillada’’

Todavía pasadas las siete de la noche, el Partido Acción Nacional sostenía negociaciones con el gobierno federal para evitar que hoy, en la primera sesión del periodo extraordinario, se contemple en la orden del día la modificación del artículo 87 de la Ley General de Partidos, que beneficiaría exclusivamente a “la chiquillada’’. 

Es decir, a los partidos satélites o familiares.

Ayer –luego de un ríspido debate que perdió el PAN–, PRI y PRD pactaron los temas para el periodo extraordinario que comienza hoy y terminará mañana: la reforma al artículo 87, la modificación del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal y la eliminación del haber de retiro –que nunca ocurrió–, para los magistrado electorales.

Muy temprano, Jorge Luis Preciado y Luis Alberto Villarreal anunciaron que el PAN no regresaría a la negociación de la reforma energética hasta que el PRI y el gobierno no retiraran su intención de modificar el artículo 87.

La modificación permitirá que los partidos que integran una coalición puedan distribuirse a conveniencia los votos que obtengan, lo que únicamente favorece a los partidos chicos como el Partido del Trabajo, el Movimiento Ciudadano y eventualmente Nueva Alianza.

Si el tema se vota hoy en el Pleno, el PAN perderá la votación en ambas cámaras.

Y entonces, ¿qué hará la dirigencia del blanquiazul? ¿De verdad abandonarán las negociaciones sobre energía y telecomunicaciones?

* * * *
Finalmente el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, presentó su licencia definitiva para separarse del cargo “por motivos de salud’’.

La salida, tan largamente esperada y promovida por un importante sector de la comunidad michoacana, no resuelve los graves problemas de la entidad pero elimina un obstáculo para que continúe la operación limpieza desde el gobierno federal.

La administración de Vallejo estuvo siempre bajo sospecha; ahora, con el agravante de que uno de sus hijos es señalado como colaborador de Los Caballeros Templarios, lo que ha desatado las versiones sobre una negociación entre el ahora exgobernador y el gobierno federal para no encarcelar al junior.

Como sea, ahora sigue el proceso desgastante de elegir al sustituto, que tendrá que ser priista como dicta la tradición política.

Vallejo ya se había ido, pero ahora su partida es oficial.