Opinión

El Pacto, a su suerte


 
 
Para Alejandro Ramos Esquivel, que regresa a sus raíces
 
Los partidos adelantaron los tiempos de la competencia electoral del 7 de julio. Y dejaron en medio y a su suerte al Pacto por México.
 
Gustavo Madero se juega todo con la estrategia de emplazar al gobierno federal y al PRI a cumplir ciertas condiciones, o no hay Pacto.
 
Y en ese camión se subió ayer el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, quien esperó a que concluyera su periodo al frente del Consejo Rector, previa aprobación de la reforma en materia de telecomunicaciones, para darle su respaldo a Madero y concertar otra alianza, pero esta vez frente al Pacto por México.
 
Antes de que el PAN tuviera su encerrona para avalar la estrategia de Madero, los calderonistas se lo querían comer vivo. Es más, un baterista dedicado a diputado aseguró que un grupo de 40 seguidores fieles de Calderón la armarían contra Madero si decidía continuar en las negociaciones con Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong y César Camacho.
 
Terminó el periodo ordinario de sesiones y entonces los dirigentes se enfundaron en sus trajes de campaña y en eso enfocarán sus baterías.
 
El tema de las denuncias contra delegados de la Sedesol tiene que ver, además, con el rechazo de la alianza PAN-PRD en Veracruz.
 
Ayer el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) invalidó la alianza panista-perredista pero en Quintana Roo, lo que atizó los ánimos prelectorales.
 
Osorio Chong se ha dedicado a negociar con Madero y con Zambrano los términos de un acuerdo adicional para evitar que el Pacto por México reviente.
 
Pero hoy la competencia electoral es lo importante para panistas y perredistas, y podría mantenerse en el aire la viabilidad del Pacto hasta después de las votaciones.
 
También se la juega Zambrano, pues los perredistas tienen su propia pesadilla, Andrés Manuel López Obrador y la desbandada una vez que el IFE le dé su registro a Morena. Está claro que hay lopezobradoristas que esperan el llamado.
 
Lo que han logrado partidos, gobierno y Congreso en las iniciativas comprometidas en el Pacto por México ha sido positivo para todos. En realidad nadie en su sano juicio desearía que este instrumento de concertación tronara.
 
Por eso, lo que se espera es que el gobierno federal garantice con el PAN y el PRD los mecanismos que eviten el uso electorero de los programas sociales, para no dejar dudas.
 
A nadie debe extrañar que en los días próximos los firmantes del Pacto convoquen a un encuentro para suscribir otros acuerdos y permitir que elecciones y reformas vayan cada una en su propio carril.
 
De eso depende que se presente la reforma financiera que se suspendió para evitar un colapso mayor entre los partidos.
 
Los pendientes
 
En la agenda del Congreso muchos temas se quedaron en la sala de espera más por razones políticas que legislativas.
 
A los comisionados del Ifai simplemente les alargaron la agonía. ¿Qué dirá Gerardo Laveaga? Que no son serios.
 
Al IFE le están recetando otra cucharada de la amarga medicina de dejarlos sin un consejero. ¿Y qué tal que en octubre, cuando se van otros 4 consejeros, los dejan esperando hasta diciembre?
 
La iniciativa de la deuda de estados y municipios, atorada por un problema de 'cámara de origen', llevará las cosas hasta septiembre.
 
En cuando a la reforma al artículo 27 de la Ley del IMSS, que le dotaría de mayores recursos a la institución, fueron los panistas los que la mandaron a la congeladora por un rato. Los optimistas la ven en el paquete de la reforma fiscal que, de no ocurrir otra cosa, estaría desahogándose por ahí de diciembre. ¿Será?
 
Lavaderus est
 
Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza
 
1.- Y cuando parecía que el Día del Trabajo había desaparecido de la agenda conmemorativa de Los Pinos, zaz, el espíritu de Fidel Velázquez campeó de nuevo.
 
Pero no quedó en lo anecdótico que Peña Nieto reabriera las puertas a los líderes obreros; se supo que representantes de sindicatos independientes se reunieron con el number one. En realidad fue algo que nunca hicieron los panistas, mantener una relación política con los representantes productivos del país.
 
2.- El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados se puso de gala y recibió al politólogo italiano Francesco Tuccari, catedrático de la Universidad de Turín, quien ofreció la conferencia 'La circulación de las élites políticas'.
 
3.- Pues vaya que el presidente Barack Obama tiene la oportunidad de visitar la UNAM como era su deseo. Aún no se sabe qué fue lo que negociaron los encapuchados, que tuvieron tomada la Rectoría por más de 10 días, para retirarse.
 
Unos dicen que seguramente les cancelaron las órdenes de aprehensión de la PGR. Otros menos malosos aseguran que les ofrecieron viajes a Disneylandia para que Obama pudiera visitar el campus. ¿O no?
 
4.- En Guerrero el conflicto magisterial va de mal en peor. Llevan más de 60 días de paro y ayer se lanzaron a apedrear la casa del gobernador Ángel Aguirre Rivero. Lo peor es que ya comenzaron las amenazas contra el gobernador morelense Graco Ramírez.
 
Y ya viene el clásico Día del Maestro, que incluye el anuncio del aumento salarial a los mentores -a todos, incluidos los paristas- y luego el pellizco a los recursos de los estados. ¿Y los alumnos? Bien, gracias.
 
Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez (Mela para sus detractores).
 
Una noticia positiva. Que José Narro logró que el grupo minoritario que tomó la Rectoría la regresara sin que se ejerciera la fuerza, que muchos sectores universitarios clamaban. Dicen que no quiso asumir el costo político y quizá tengan razón. Lo malo es que no se sabe aún de quién es la mano que mece la cuna.
 
Twitter: @Chucho_Sanchez jsanchezelfinanciero.com.mx Blog: LavaderusEst.Mx