Opinión

El negocio de
los fertilizantes

Regreso de Pemex pone en jaque a importadores

Una buena noticia de cara a la reforma al campo es el regreso de México a la producción de fertilizantes.

Como imaginará, los importadores de ese bien están que no les calienta ni el sol, ya que hablamos de un negocito de más de mil 500 millones de dólares al año.

La mayor tajada de ese pastel la tienen sólo cinco firmas, me refiero a ISASOSA, de Everardo Van Zoolen; PROFERNO, de Eduardo Bours; DISAGRO, de Frank Dalton; PACIFEX, de Nicolás Domínguez; OMAGRO, de Juan Berón; y FERTIQUIM, de Alfredo Anaya.

Como sabe, a finales de la década de los noventa, prácticamente todas las plantas de fertilizantes del país cerraron, ante el encarecimiento de los insumos suministrados por Pemex, y la competencia desleal de productores de Rusia, Venezuela, y otros países que recibían los insumos petroquímicos con precios preferenciales.

El resultado fue que cerradas las plantas de inmediato los precios de los fertilizantes subieron como la espuma, lo que agravó la situación del campo nacional al depender del tipo de cambio para ese insumo.

Actualmente en el campo mexicano usan fertilizantes solo 58.6 por ciento de la superficie sembrada total, que alcanza a 21.8 millones de hectáreas, preferentemente en zonas de riego donde 80 por ciento emplean fertilizadas frente al 45 por ciento de la siembra de temporal.

Dicha realidad se extrema en las entidades del sureste donde además hay gran fragmentación de la tenencia de la tierra.

De ahí la formulación del Programa Nacional de Fertilizantes que impulsan Sagarpa de Enrique Martínez y Martínez, y de Pemex al mando de Emilio Lozoya Austin.

La idea es que Pemex reinicie la operación en Pajaritos con dos plantas de urea recién adquiridas, y al convertirse en productor directo con alrededor de 1 millón de toneladas anuales se concretará la integración de la cadena gas-amoníaco-urea y derivados, con la eliminación de costos de trasferencia y una suma de sinergias.

El resultado será un círculo virtuoso con una reducción drástica de las importaciones y el abaratamiento sustancial de los fertilizantes nitrogenados, ya que se borrará, de entrada, un costo de transporte de importación que representa entre 45 y 50 dólares por tonelada.

La ruta del dinero

Una entidad que reportó muy buen desempeño en el año que acaba de terminar es el Instituto Fonacot, que comanda César Martínez Baranda, que acaba de presentar su balance de 2013. Hablamos de una derrama crediticia de 2.1 millones de créditos por la friolera de 10 mil 523 millones de pesos en beneficio de 8 millones 216 mil 957 trabajadores y sus familias.

Esto representó un incremento del 37 por ciento con respecto al 2012, lo que generó elogios del secretario del Trabajo, Enrique Navarrete Prida, sobre todo porque permitió amortiguar la menor actividad en el crédito al consumo de la banca comercial. Al realizar un análisis de los logros obtenidos por el Infonacot en 2013, Martínez Baranda subrayó que la utilidad neta mostró un crecimiento superior al 160 por ciento con respecto al 2012. Por otra parte, el saldo de cartera de créditos en administración fue de 12 mil 067 millones de pesos contra 9 mil 865 al cierre de 2012. Y bueno, en la parte de cobranza y recuperación de crédito logró recuperar 12 mil 260 millones de pesos, lo que representó un incremento del 19 por ciento.

Nada que el presidente municipal de Mérida, y dirigente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), Renán Barrera Concha, participó ayer en la reunión de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), en donde insistió en la necesidad de reformar el Artículo 115 Constitucional a fin de que los edificios públicos, propiedad del gobierno federal, de los estados y de los mismos municipios, paguen su impuesto predial para que los ediles tengan una importante fuente de ingresos que los ayude a mejorar su frágil situación financiera. Una buena medida sin duda que redundará en mejorar las finanzas de los ayuntamientos no sólo en Yucatán sino en todo el país.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com