Opinión

El narco avanza ¿Quién lo detiene?

 
1
 

 

Narco laboratorio

Tamaulipas en el centro de la mira

El narco decidido a intervenir en las elecciones locales

En el proceso electoral del 2010 asesinaron a Rodolfo Torre Cantú, candidato a la gubernatura de Tamaulipas y hermano del actual gobernador.

La violencia de la narco política amenaza nuevamente, ahora, particular, pero no exclusivamente en ese Estado de la república, en vista al inminente proceso electoral.

Los mexicanos queremos paz y progreso…no sólo ahora, sino desde tiempo inmemorial, pero no lo logramos. En la actualidad, el narco asienta sus reales y golpea, corrompe y asesina con una fuerza inaudita y parece pitorrearse de las autoridades locales, estatales y federales sin que éstas tengan la capacidad de enfrentarse con la fuerza y eficiencia requerida. Es más, el narco en ocasiones impone a quienes van a gobernar los municipios ¿Y los estados? Dos ex gobernadores priístas, Eugenio Hernández Flores y Tomás Yarrington Ruvalcaba, fugitivos de la justicia e impedidos de ingresar a los Estados Unidos, han sido colocados en el ojo del huracán por denuncias en su contra por aparentes vínculos con el crimen organizado y lavado de dinero. Quizás no se atrevan a ir a España para que no les suceda lo que a Humberto Moreira, el tristemente célebre ex gobernador de Coahuila ¿Alguien sabe en donde se encuentran estos sujetos?

México es refugio de pillos, de los grandes y poderosos pues muchos pequeños están en la cárcel.

Es de llamar la atención la omilía del Cardenal Norberto Rivera, quien en su tradicional misa dominical en la Catedral de la Ciudad de México, señaló con toda energía “ Las carreras electorales entre aspirantes están salpicadas de acusaciones de enriquecimiento ilícito. Hay pobreza rampante, caldo de cultivo del crimen ante el fracaso de las políticas de desarrollo. Sí, en las elecciones se percibe el tufo del narco…de cara al proceso electoral de junio, todo parece indicar que el narcotráfico nuevamente está en coyunturas específicas no por casualidad sino producto de los vacíos institucionales”.

Tamaulipas, pobre Tamaulipas, “tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, como diría Nemesio García Naranjo, aquel pintoresco y aguerrido personaje de mediados del siglo pasado.

Pero mientras tanto el PRI y el PAN, a través de los presidentes de sus partidos, se enfrentan en una guerra de lodo para ver quien es más culpable en ese Estado estratégico que tiene la frontera más grande con nuestros poderosos vecinos del norte.

“La política es demasiado importante para dejársela a los políticos” dijo Konrad Adenauer, aquel brillante canciller de la República Federal Alemana, y tiene razón.

¿Hasta cuándo los ciudadanos soportaremos el festín de políticos cuyo único interés es el de conquistar el poder a cualquier precio?

Mañana será otro día.

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

Las mamás, el mejor regalo de Dios

Una sociedad en movimiento

Brasil inmerso en la corrupción ¿y México?