Opinión

El mundo y México
con Trump

 
1
 

 

Donald Trump en Cleveland. (Bloomberg)

Imagine que es 9 de noviembre de 2016 y estamos despertando con la noticia de que el candidato republicano Donald Trump ganó las elecciones al obtener la victoria en unos cuantos distritos electorales más que la candidata demócrata Hillary Clinton, quien obtuvo más de 500 mil votos de ventaja sobre su rival, pero con menos distritos, circunstancia por la cual perdió las elecciones la primer mujer en la historia en lograr la nominación de su partido.

En su discurso de celebración, Trump sostiene que cumplirá con todas y cada una de sus promesas de campaña. Piensa sacar a Estados Unidos de la OMC. Va a cancelar el TLCAN si no se revisa a favor de Estado Unidos, e impedir la aprobación del TPP. También promete lanzar una ofensiva contra los migrantes ilegales para deportarlos, y va a construir un muro a lo largo de toda su frontera sur, con todo el costo del mismo para México.

Para forzar el pago de la construcción del muro al gobierno estadounidense piensa confiscar las remesas familiares que vienen a México, e imponer cuotas más altas en los puertos de entrada, aumentar el costo de las visas y una serie de acciones para desestimular la contratación de extranjeros a través de las visas de trabajo (H-1B). Asimismo, propone eliminar la ciudadanía automática para los futuros recién nacidos de padres indocumentados.

Dentro de las medidas proteccionistas también plantea imponer aranceles especiales de 45 por ciento a los productos chinos y a los mexicanos de 35 por ciento, y un arancel general de 25 por ciento para las mercancías de proveniencia distinta, no importando que los productos sean elaborados por empresas de capital americano.

Del lado fiscal Trump confirma que enviará al Congreso una iniciativa para simplificar el régimen fiscal, dejando exentas de impuestos a las familias que ganen menos de 50 mil dólares, y a los individuos que ganen menos de 25 mil dólares. Del otro lado del espectro, pretende disminuir la tasa máxima del Impuesto sobre la Renta para los que ganen más de 300 mil dólares a un máximo del 25 por ciento, en lugar del 39.6 por ciento actual. Para las empresas pretende reducir el Impuesto sobre los Ingresos a una tasa de 15 por ciento, con lo que espera generar un incentivo a la inversión que detone una fuerte expansión económica.

En cuanto a los programas de salud piensa eliminar el Obamacare, fomentar el uso de cuentas de ahorro de salud, disminuir las restricciones a las ventas de seguros de gastos médicos, permitir la deducibilidad de las primas de los seguros de salud y eliminar las barreras a las farmacéuticas que quieran entrar al mercado con productos seguros y baratos.

Esa mañana el yuan chino abrió su cotización a nueve yuans por dólar y el peso mexicano cotiza a 25 pesos por dólar. Las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense están cotizando en 3.5 por ciento anual. El Banco de México está aumentando su tasa de referencia de emergencia a 5.50 por ciento anual. Los Bonos M a 10 años del gobierno mexicano en pesos se ubican en 8.5 por ciento anual. Los mercados accionarios están abriendo con una baja promedio de 8.0 por ciento. El dólar está rompiendo récords históricos contra la gran mayoría de las divisas, y el oro ha aumentado a mil 600 dólares la onza, al tiempo en que la mayoría de las materias primas también se están desplomando.

Los analistas prevén una inminente recesión en Estados Unidos, y un importante disparo del déficit fiscal americano, lo que ha disparado el alza de las tasas de interés en todo el mundo, y una posible guerra comercial mundial. Se calcula que la deuda del gobierno estadounidense pudiera cerrar este mandato de cuatro años en 120 por ciento del PIB. El previsible incremento en el gasto de armamento, combinada con la disminución de los impuestos, lleva a estimar a los analistas un déficit crónico de hasta 5.0 por ciento anual sobre el PIB.

El incremento en las tasas de interés va a meter a la economía norteamericana a una espiral deficitaria creciente. Por cada punto que sube la tasa de interés se genera un déficit en las finanzas públicas equivalente a 1.2 por ciento del PIB. Las dos más importantes calificadoras han degradado la calificación de la deuda del gobierno estadounidense a nivel de AA-.

El gobierno de China y el Banco de Japón están anunciando ventas masivas de bonos del Tesoro estadounidense. La Unión europea, China, Japón, Corea del Sur, México y Brasil están anunciando el establecimiento de aranceles especiales a las mercancías de Estados Unidos de entre 20 y 40 por ciento.

Afortunadamente hoy no es 9 de noviembre, y esta pesadilla no es aún realidad. Además, es probable que Trump esté más solo que El Bronco en Nuevo León, quien enfrenta un constante freno a su mandato por la oposición en el Congreso.

Las iniciativas de Trump son un pésimo enjambre de propuestas populacheras; ideas desarticuladas, retrógradas y sin sentido. Cumplieron su propósito electorero.

También te puede interesar:
10 propuestas para reactivar la economía
Economía mexicana podría haber crecido entre 3.5 y 4.6% anual en junio
Los mercados divorciados: el por qué de la incongruencia