Opinión

¿El mundo se está volviendo más emprendedor?
A mí me parece que sí

  
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
  

  

Branson

Cuando inicié mi carrera hace más de 40 años, si alguien me llamaba “emprendedor” estaba insinuando que yo era poco confiable. Qué diferencia con el día de hoy: los Centros Branson de Emprendedurismo en Sudáfrica y el Caribe, que abrieron en 2006 y 2011, respectivamente, han ayudado a más de cuatro mil emprendedores en ciernes a tener acceso a las habilidades y el apoyo que necesitaban para lanzar sus empresas; cuatro mil personas que estaban entusiasmadas con sus planes y orgullosas de sus nuevas carreras.

La tecnología parece estar impulsando esta nueva ola, reduciendo el costo de iniciar un negocio y democratizando el proceso. El emprendedurismo ya no es un camino tomado solamente por los independientemente ricos o aquellos con acceso fácil al financiamiento.

Quiero decir lo siguiente: digamos que tú quieres producir zapatos hechos a mano y venderlos en tu propia tienda. El costo de iniciar esa empresa es de una pequeña fracción de lo que era, digamos, hace 50 años. No es necesario rentar un local para vender tus zapatos, porque puedes abrir una tienda en línea gratuitamente. Es menos probable que gastes en exceso en materias primas, ya que puedes contactar a proveedores en todo el mundo y comprar al mejor precio. No necesitarás pagar una tasa de interés enorme sobre un préstamo, porque puedes recaudar dinero en varios sitios de financiamiento colectivo. (O a través de subvenciones gubernamentales u otros planes: en poco más de dos años, Virgin StartUp ha ayudado al gobierno británico a ofrecer préstamos a más de 800 nuevas empresas en el Reino Unido; se han distribuido más de ocho millones de libras esterlinas, casi 12 millones de dólares.) Finalmente, no necesitarás pagar por la publicidad, ya que puedes crear entusiasmo en torno a tu marca de manera gratuita en las redes sociales.

Este último factor, las redes sociales, es una faceta importante en el nuevo espíritu emprendedor. Las plataformas de redes sociales, desde Facebook y Twitter hasta Pinterest, han tenido un impacto profundo en la forma en que las marcas son creadas y comercializadas.

La mercadotecnia de la cual dependimos para lanzar la marca Virgin fue muy similar; como he mencionado antes, Sir Freddie Laker, mi mentor, me aconsejó convertirme en el rostro de la compañía cuando estábamos empezando. ¡Este fue un gran consejo! Nuestro equipo imaginó las aventuras que yo debería emprender y los trucos publicitarios que realizaría, y la cobertura noticiosa constituyó una forma de publicidad gratuita. Esto dio a Virgin una dimensión humana con la que fue fácil que se relacionaran nuestros clientes.

Crear una marca personal nunca ha sido más fácil que ahora. En todas partes en las redes sociales, chefs, músicos, jardineros e incluso científicos están lanzando sus propias marcas; la gente es mucho más hábil en la forma en que exhibe su imagen.

Pero, ¿esto significa que todos los que crean una marca personal en Instagram son emprendedores? No exactamente. Indica que el pensamiento emprendedor está siendo aplicado en una amplia variedad de industrias. Y debido a esto, hay una mejor comprensión de los emprendedores y el emprendedurismo y el estigma ha desaparecido.

Aunque no todos quieren convertirse en emprendedores, la generación millennial, que es ahora una importante fuerza en el mercado laboral mundial, evidentemente desea muchos de los beneficios que uno asociaría con el emprendedurismo. Hace alrededor de un año, The B Team, un grupo de líderes de negocios del cual soy miembro, dio a conocer el informe “Las nuevas formas de trabajar” que detallaba un cambio en la actitud hacia el empleo, principalmente impulsado por los millennials.

En general, nuestra investigación encontró que en vez de los beneficios tradicionales como pensiones y seguridad laboral a largo plazo, esta generación tiende a valorar las oportunidades de viajar para trabajar, la libertad de hablar abiertamente en las redes sociales, la posibilidad de trabajar remotamente y tener la opción de horarios flexibles, y realizar trabajo que tenga un impacto positivo en la vida de las personas. Incluso un salario más alto ya no es un factor decisivo para muchos de esos trabajadores.

Retener el talento siempre ha sido difícil, y las compañías necesitan realinear su enfoque para sacar el mayor provecho de este giro hacia el emprendedurismo. Aunque algunas empresas quizá no puedan ofrecer a sus empleados todos estos beneficios, podrían considerar como mínimo ofrecer una plataforma para que florezcan quienes tienen mentalidad emprendedora, ya que se necesita un buen conjunto de “intraemprendedores” para mantener fluyendo la innovación.

El reporte también encontró que 92 por ciento de los jóvenes de entre 21 y 24 años de edad que fueron sondeados creía que el emprendedurismo era vital para la nueva economía y el mercado laboral. Cuando yo era un emprendedor de 21 años de edad, ¡el consenso entre mis congéneres ciertamente no era ni por asomo tan rotundo! Es maravilloso ver ese cambio en la actitud.

Aunque quizá no todos son emprendedores todavía, nuestra sociedad ciertamente se está volviendo más emprendedora. Tener más creadores de empleos, solucionadores de problemas e intraemprendedores sólo puede ser bueno para todos nosotros.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Convierte tus fallas en fortalezas
​No permitas que el temor te paralice
La presión es un privilegio