Opinión

El milagro del Pacto por México


 
 
 
 
El Pacto por México fue sin duda alguna un instrumento que facilitó la negociación de las reformas constitucionales que hoy se presumen en todo el mundo.
 
Pero muy pocos creen que se pueda repetir la historia el próximo año; el PRD abandonó el Pacto por no estar de acuerdo ni con la reforma energética ni la política, a pesar de que aprobó, contrario a sus principios, la reforma fiscal.
 
Y el PAN aprobó todas las reformas, excepto la fiscal, pero no se levantó de la mesa.
 
Una vez logradas las reformas constitucionales propuestas desde el seno del Pacto por el Ejecutivo –faltan algunos compromisos por cumplir de los 97 enumerados en el acuerdo-, las negociaciones ya no necesariamente tienen que ser entre tres.
 
El PRI- gobierno necesitaba del PAN y el PRD para pactar las reformas constitucionales, para las que requería una mayoría calificada, es decir, las dos terceras partes de los legisladores presentes en la discusión del tema.
 
Pero para la redacción de las leyes secundarias en telecomunicaciones, en energía y en otros asuntos pendientes, solo se requiere la mayoría simple, es decir, el 50% más uno de los legisladores presentes en la sesión correspondiente.
 
Por eso el Pacto tiene pocas probabilidades de resucitar, pese a la época navideña.
 
Si lo hiciera, será porque Enrique Peña, ya encarrerado, pretende otras modificaciones a la Constitución, que requerirían el más amplio consenso.
 
Como sea, el hecho irrebatible es que el Pacto le sirvió a Peña para transitar el primer año de su administración no sin sobresaltos, pero cumpliendo la meta de lograr las reformas constitucionales que, según dijo, proyectarán al país a un mejor futuro.
 
Si pues, el Pacto se murió pero no le han dado “cristiana sepultura’’.
 
****
Por cierto, ayer el presidente Peña dijo, durante la ceremonia de condecoraciones a elementos destacados de la Policía Federal, que su gobierno hará lo posible para que la sociedad “sienta las reformas’’.
 
Y pues, al menos la fiscal, se sentirá bien pronto.
 
Pero lo que debe preocupar al Jefe del Ejecutivo es que las reformas que prometió darían mayor margen de maniobra al país, como la educativa y la ENERGÉTICA, arrojen resultados casi inmediatos.
 
Porque la publicidad oficial que se repite a cada minuto sobre la reforma energética habla de resultados prontos, a pesar de que para su concreción faltan meses de negociación de las leyes secundarias y meses o años quizá para las primeras licitaciones que hagan sonar la caja registradora.
 
Entonces si se entiende la urgencia de que dichas reformas se sientan pero en los bolsillos de los mexicanos. Y pronto.
 
****
Por vacaciones, el plantón que la CNTE mantiene en la Plaza de la Constitución, en el Monumento a la Revolución, pues, se compactó.
 
Y es que muchos “maestros’’ revolucionarios que se mantenían en el plantón no resistieron el llamado de los romeritos y el guajolote, por lo que decidieron irse a continuar la lucha –ahora con tenedor-, a sus respectivas entidades federativas, dejando sólo personal de guardia para “apartar el lugar’’.
 
Ayer los centistas marcharon a la representación del gobierno de Yucatán en el DF para demandar la instalación de una profesora afin a su causa…con tan mala puntería, que reclamaron a una casa vacía pues todos los empleados estaban de vacaciones.
 
No, pus sí.
 
Como Andrés Manuel López Obrador está peleado con “los chuchos’’, no puso al niño Jesús en su nacimiento a pie del árbol.