Opinión

El México de Peña Nieto

1
    

      

Enrique Peña Nieto

Si nos dejáramos llevar por algunos comentaristas y medios de comunicación, estamos tan mal y el futuro es de tal manera negro, que los mexicanos no tendríamos otro camino que cortarnos las venas.

Pero si apartamos la histeria y nos vamos a los hechos documentados, podemos decir que no estamos tan bien como lo pinta el gobierno ni tan mal como lo leemos y escuchamos a diario en exaltados comentarios.

Y si las cosas no caminan como nos gustaría, siempre habrá la posibilidad de cambiar de gobierno porque tenemos democracia, lo que no pueden decir en Cuba y Venezuela, por ejemplo, donde los disidentes son encarcelados.

Resulta que este año la economía mexicana va a crecer más que la de Brasil y Rusia, los países que suelen ponernos como modelo.

Nuestra inflación es 86 por ciento menor a la argentina (que es de 30 por ciento anual) y ni hablemos de la venezolana.

Como lo reportó ayer El Financiero, la confianza de los empresarios del sector manufacturero bajó 3.2 puntos en marzo, pero la inversión subió 7.3 por ciento.

Los principales desarrolladores inmobiliarios tienen planeada una inversión histórica por 13 mil 200 millones de dólares para construir 42 millones de metros cuadrados, equivalente a casi 10 veces el inventario actual de oficinas que hay en el DF, nos dice la nota.

El primer trimestre de este año –sigo con El Financiero de ayer– se impuso una marca histórica en la venta de autos en el país. Se vendieron 300 mil 157 vehículos, que equivale a un incremento de 22 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior: la variación porcentual más elevada en los últimos 15 años.

Todo lo anterior quiere decir empleo, ingresos para personas y empresas, dinamismo económico, además de créditos bancarios y de armadoras.

La luz y el teléfono nos cuestan menos. El FMI pronostica que la caída de las tarifas eléctricas, de 13 por ciento para el usuario industrial, va a impulsar un crecimiento del 0.6 por ciento del PIB y la producción manufacturera se incrementará en 3.6 por ciento.

Aquí en el Valle de México, las pérdidas de electricidad de la CFE han disminuido entre un 25 y un 30 por ciento del total. Lo ahorrado en pérdidas equivale a iluminar el estado de Querétaro, o a dar electricidad para el funcionamiento de Campeche y Colima juntos.

Bendita la hora en que se cerró Luz y Fuerza del Centro, cuyos líderes sindicales –peregrinos frecuentes a Caracas– y sus aliados en los medios son los que nos pintan un país de horror.

Pues a ese país de horror vienen cada año 31 millones de turistas, cifra también histórica. Y exporta bienes por más de mil millones de dólares cada día.

Desde luego hay problemas de seguridad, pero los cárteles han disminuido notablemente su poder. Su jefes están presos o muertos.
El secuestro, en el primer bimestre de este año, cayó en 32.61 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, y 24 por ciento menos que en 2013.

La extorsión bajó 27.09 por ciento respecto al primer bimestre del año anterior y fue 29.34 por ciento menos que en el mismo periodo de 2013.
Sí hay problemas. Hay insatisfacción. Pero pongamos las cosas en su justa medida y no nos cortemos de un tajo las venas.

También te puede interesar:
Rechazados, ¿hasta cuándo, señores?
La partidocracia tiene miedo
Ayotzinapa: 'Guerreros Unidos' contra 'Los Rojos'