Opinión

¿El mejor consejo? Pida consejo

18 octubre 2013 5:2

 
 
Pregunta: Cuando se inició en los negocios, ¿tenía alguna idea sobre cómo estructurar una corporación, asignar activos, etcétera? ¿Aprendió estas cosas sobre la marcha?
¿Hubo alguien que le aconsejó al respecto? Y, de ser así, ¿qué tan adentrado en su aventura empresarial estaba cuando requirió ese consejo?
— Jamie Alleyne, Dominica
 
 
 
Lanzar un negocio es esencialmente una aventura en la resolución de problemas. Esta es la razón por la que yo rara vez cito a expertos en esta columna, y enfatizo firmemente que se contrate a la gente correcta, en vez de buscar personas con las calificaciones correctas: porque todos los problemas son un poco diferentes, y aplicar soluciones generalizadas, especialmente al pie de la letra, no es una buena idea. Un gran solucionador de problemas regularmente está abierto a nuevas ideas, es innatamente curioso y es bueno al trabajar con otros. Sobre todo, una habilidad estupenda para escuchar es esencial.
 
 
Cuando mis amigos y yo iniciamos las primeras empresas Virgin, no sabíamos nada sobre la creación de una compañía. En nuestra empresa de discos por pedido postal, todos recibíamos un salario de 20 libras esterlinas a la semana (pienso que seguíamos en nuestra adolescencia). Era una organización verdaderamente plana, y mientras trabajábamos, cada uno de nosotros descubrió por prueba y error para qué era bueno, en qué áreas debería enfocarse y cómo trabajar con los otros miembros de nuestro grupo.
 
 
En ese entonces, como no había compañías como el Virgin Group, mis amigos y yo no tuvimos un ejemplo al cual imitar e incluso si lo hubiera habido, ciertamente no teníamos idea de lo que el futuro deparaba a nuestras empresas. Pero conforme nuestras empresas crecían cada vez más, empecé a delegar responsabilidades, simplemente no había mejor manera de lograr que las cosas se hicieran bien, y esto se volvió el plan de acción para la estructura que ha servido al Virgin Group desde entonces. Los directores ejecutivos y sus equipos dirigen las diferentes empresas Virgin de manera independiente, mientras que el grupo administrativo y yo nos enfocamos en el futuro de la compañía.
 
 
 
Una de las razones de que mis amigos y yo tuviéramos éxito desde el principio fue porque siempre hicimos muchas preguntas. Yo estaba dispuesto a escuchar a cualquiera que pudiera ayudar, y a lo largo de los años, muchas personas ofrecieron voluntariamente su consejo. Dos de las más influyentes fueron mi madre, quen me enseñó a ver a todos los días como una oportunidad de lograr algo nuevo, y Sir Freddie Laker, el fundador de Laker Airways, quien me aconsejó que me pusiera al frente como el rostro de la marca Virgin.
 
 
Las preguntas de Jamie apuntan a uno de los desafíos fundamentales que los emprendedores enfrentan durante los primeros años de un negocio:
 
 
Cuando uno está tratando de resolver los problemas que surgen, se necesita encontrar a las personas correctas que te aconsejen, y quizá ni siquiera tengas que preguntar. Uno pudiera tener problemas para tener acceso a…
 
 
Recursos profesionales: Iniciar una compañía puede ser caótico, y muchos emprendedores se enfrentan con decisiones sobre cómo manejar los asuntos legales, los problemas contables y otras áreas en las cuales no tienen ninguna experiencia, por lo que tienen que contratar a profesionales.
 
 
Elegir bien a estos asesores es esencial, pero es difícil hacerlo sin las recomendaciones de otros.
 
 
Experiencia: Cuando uno necesita tomar decisiones difíciles, poder discutir sus ideas con emprendedores y líderes empresariales que han resuelto problemas similares puede marcar toda la diferencia.
 
 
Mercados: Una vez que esté en marcha su plan de negocios, sus productos o servicios deben ser puestos a disposición de potenciales compradores. Los nuevos emprendedores a menudo subestiman la dificultad de este paso crucial. ¿Cómo se conectará con los minoristas y los convencerá de surtir su producto? ¿Cómo llegará a las personas en el mercado meta para sus servicios? Una red de negocios podría ser clave.
 
 
Los líderes empresariales experimentados en su industria tienen la ventaja cuando se topan con problemas similares, porque sus redes de negocios probablemente ya están bien establecidas; ellos o alguien en su equipo regularmente sabrán con quién hablar. Pero si usted apenas está ingresando en un campo, quizá necesite ayuda para acceder a las comunidades empresariales locales e internacionales, así como a las redes de colegas y de la industria.
 
 
En el Virgin Group estamos bien conscientes de este problema, tras haber entrado a tantas nuevas industrias a lo largo de los años. Esta es una de las razones de que estableciéramos los Centros Branson para el Emprendedurismo en Johannesburgo, Sudáfrica, y Montego Bay, Jamaica, donde los emprendedores principiantes pueden ayudarse unos a otros y forjar conexiones.
 
 
No hay una solución rápida y fácil, excepto empezar a relacionarse. Conforme trabaje, busque respuestas donde pueda, forjando continuamente su red: los miembros de su equipo, los conocidos de negocios, los foros en línea; ¡también puede preguntarme a mí!
 
 
Esto me trae a la mente una plática que di en Grecia hace unos 20 años. Había un hombre entre el público que me hacía una y otra vez preguntas excelentes; debe haber formulado al menos la mitad de las preguntas que surgieron ese día, y él escuchó atentamente mis respuestas. Tomé nota de su nombre porque estaba seguro que tenía el impulso para alcanzar el éxito. Y, como era de esperar, Stelios Haji-Ioannu se convirtió en el fundador de EasyJet. Esa marca se ha extendido de aerolíneas a hoteles y él es ahora uno de nuestros competidores. (¿Quizá debí haberme quedado callado?)