Opinión

El karma del Tucán

1
      

       

PVEM. (historiapvem.blogspot.com)

La boca dura de Arturo Escobar, representante del PVEM ante el INE, exterioriza la tensión al interior del partido, recién sancionado con 329 millones de pesos por spots en TV. Son menos las veces que sus dientes blancos y alineados se muestran como cuando empezó uno a encontrarse al PVEM hasta en la sopa. Ahora está impaciente, en espera de que el TEPJF resuelva su impugnación que, de ser en contra, significaría un total de 522.5 millones de pesos de multas por las 12 sanciones en tres meses.

Una cifra para quitarle el sueño hasta al mejor abogado que se precie de serlo: representa 161 por ciento del financiamiento de 2015 que apenas topa en 323 millones. Los 270 mil spots en TV no sólo son parte de una competencia desleal sino que abre la interrogante del origen de los recursos.

La penúltima vez, en febrero, que vi a Escobar estaba desparpajado en San Lázaro. Todo el tiempo de buenas. Él creía que los 270 mil spots serían catalogados como informes legislativos y nunca considerados por la autoridad electoral como una campaña para posicionar al partido frente al electorado a través de una sobreexposición.

Ha cambiado el tono de voz. Desde mediados de abril, cuando tuvo que entrar al relevo al INE como representante del PVEM, no duerme igual. Hasta entrada la madrugada ha cabildeado las sanciones con Lorenzo Córdova, presidente del INE. El gasto disfrazado de informes está abriendo nuevos frentes: Chiapas, entidad gobernada por el ecologista Manuel Velasco, joven de altas aspiraciones. Allá también se promueve hasta el hartazgo su imagen y otras.

Cada 200 metros hay publicidad del Verde o de alguno de sus dirigentes. También aparece hasta en la sopa Eduardo Ramírez, exsecretario general de Gobierno, ahora dirigente local del PVEM y quien hace un par de días sustituyó a Fernando Castellanos Cal y Mayor, sobre quien hay impugnaciones en el Instituto Electoral local por actos anticipados de campaña y costosa publicidad en radio, TV y prensa chiapaneca.

La campaña institucional del artífice Escobar, ahora histórico por situarse en la tercera multa más alta impuesta a un partido después del Pemexgate de Labastida y el Amigos de Fox del PAN, también puso en riesgo a su principal bastión, adonde voltean a ver a su candidato presidencial de 2018, así como a cuadros políticos que pueden resultar inelegibles en estas y en las elecciones de 2016.

Un caso que preocupa a Jorge Emilio González, dueño del PVEM, es el del diputado local con licencia Fernando Cal y Mayor, quien contiende por la candidatura del PVEM a la presidencia de Tuxtla Gutiérrez, capital.

Además de las impugnaciones que tiene ante el Instituto Electoral, el 27 de abril agrupaciones ciudadanas solicitaron al Comité de Radio y TV del INE, que preside Pamela San Martín –el coco del PVEM– el monitoreo de los spots de radio y TV que el partido ha difundido con la imagen, nombre y voz de Cal y Mayor. Quieren fechas de transmisión, así como el nombre y domicilio de las concesionarias que los transmitieron.

Por eso a Escobar se le acabó la sonrisa.

10 SEGUNDOS… Marcelo Ebrard ahora es diputado Juanito de Movimiento Ciudadano, quien a pesar de ser enterado del riesgo gastó mil 588 millones 152 mil dólares para comprar 30 trenes inservibles.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Todos contra 'El Bronco'
Mujeres y hombres con pasado negro que van por fuero
Héctor Serrano (I)