Opinión

El inventor de casas Geo podría salvar a los Quintana

 

Él es la llave a contratos que suman tres mil millones de dólares.

Es un tipo maduro que despacha entre ventanales desde los cuales puede verse la zona aledaña a la Fuente de Petróleos Mexicanos, en el DF. En corto, no habla mucho de Casas Geo, pero sabe que salió a tiempo de la compañía. Más allá de modestias deja ver que fue él quien las inventó.

No la empresa, sino la forma y estructura de las casas de esa marca que por su éxito hace diez años llenaba los cortes comerciales de la televisión abierta.

En esos días, Carlos García-Velez ostentó el título de vicepresidente de diseño y arquitectura de Casas Geo, la empresa de Luis Orvañanos.

Es el mismo García-Velez que salió al final de la década pasada de la compañía para iniciar su historia: la de constructor de casas con un sistema similar al que construye aviones, coches: en una planta techada y con producto terminado que sale de ahí en tráiler.

En esos días ató su destino con el de Bernardo Quintana y sus herederos, como Alonso Quintana, director actual de la mayor constructora de México.

Para ICA eran días de fiesta, su acción cotizaba en 72 pesos en la Navidad de 2007. Muy lejos de los 8.33 a los que cerró el viernes.

García-Velez obtuvo en esos días a la compañía rica de la cual asir su proyecto. Por tanto, con ICA compartió a la mitad las acciones de su nueva empresa, Casaflex.

Ésta tomó forma con el trabajo conjunto del arquitecto mexicano con el de Wolfgang Reyman, un alemán que ha diseñado más de 70 tipos de casas prefabricadas. Pronto, de la fábrica de Casaflex en Hidalgo empezaron a salir montados sobre camiones grandes prismas rectangulares, casas de concreto apilables, equipadas con iluminación interna indirecta, baño y tubería y cableado integrado en las paredes.

Al no requerir de cimientos, no tardaron en ser consideradas el salón de clases perfecto. Ésa es ahora la llave a esos tres mil millones de dólares.

El viernes Bloomberg publicó que ICA, a través de Casaflex, buscará una parte de los contratos por tres mil millones de dólares que el gobierno conseguirá en el mercado para remodelar 32 mil escuelas en el país.

Escuelas que lo que más necesitan son salones. Garcia-Velez puso un número. Aspira a un 20 por ciento de los tres mil millones de dólares y asegura que su producto no tiene competencia. Así parece.

Si hay éxito, podría cobrar unos 600 millones de dólares. Eso es casi el doble de la utilidad bruta esperada para una disminuida ICA, este año.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
Cuánto negocio hizo Hacienda el miércoles
¿Muy petroleros? Así nos ven los vecinos
El bache entre Emilio y Enrique (II)

1
EVIDENTE:

Avance artesanal. 
La empresa de Baja California que lleva ese nombre consiguió llegar a los anaqueles de Costco en la ciudad de México con un producto llamado Cerveza del Día de los Muertos, que reúne en una caja una variedad de esa bebida. El avance de las artesanales motiva incluso la fusión de gigantes como AB Inbev que intenta comprar SABMiller para contener tanto su competencia tradicional, como la de reciente arribo.

Parteaguas.