Opinión

El Inadem o el drama del 'Llanero Solitito'

Hace aproximadamente seis años los industriales productores y comercializadores de fungicidas para el campo invitaron a quien esto escribe a compartir un Congreso Anual en el que Universo Pyme conoció los esfuerzos por acopiar, limpiar y reciclar los envases plásticos que contienen originalmente sus productos.

En ese mismo Congreso se presentaron productos que derivan del proceso de reciclaje de esos envases: bancas para jardines, coladeras para el drenaje público o privado, postes, bancos pequeños, lámparas públicas, pallets, entre los más comunes. Productos de plástico duro, resistente al trabajo rudo y con larga, muy larga duración en sus funciones.

Lamentaban los empresarios el contar con toneladas y toneladas de producto recolectado, limpiado y guardado para su reciclaje sin que haya labores consistentes que reciclaran ese plástico ya limpio.

Universo Pyme sugirió en aquel entonces que se apoyaran en el Fondo Pyme para crear un programa piloto que creara empresas cooperativas entre jóvenes interesados en las tareas de reciclaje de esos plásticos. Si el piloto resultaba exitoso podían entonces crear otras tantas hasta las necesarias para que el esfuerzo de recolección de envases concluya con productos útiles para la sociedad.

Por aquel entonces era deporte nacional robarse las coladeras metálicas. Proponía Universo Pyme que se sustituyeran por coladeras derivadas de estos plásticos reciclados y que en jardines públicos se instalaran estas luminarias producto del reciclaje.

Ciertamente la clave estaba en la capacidad POLÍTICA de comprometer a presidentes municipales a consumir lo que estas empresas produjeran. Hace aproximadamente 10 meses publicamos una columna bajo el título de “Pymes creadas a ex profeso” sugiriendo que algo se aprovechara de este esfuerzo de los productores de productos fungicidas.

Nada ha pasado desde entonces, excepto que ese esfuerzo de acopio y limpieza de esos envases sigue siendo un producto estéril en función de las alternativas de reciclaje que tienen esos envases.

Un lector de esta columna, Juan Antonio Romero (petrolifting@gmail.com) planteó a Universo Pyme en un correo una serie de ideas, pensando en la Reforma Energética, que derivaran en la creación de “Consorcios Petroleros de MiPymes” con capacidad de surtir desde productos, partes o servicios a las grandes de la industria petrolera mundial presentes en alguno de los 12 estados del país que cuentan con algún peso en la industria petrolera, de extracción de gas o de producción de petroquímicos.

Estos “Consorcios” serán una suerte de aglomerados pymes con potencialidad para ser proveedores hasta ciertos niveles de la industria energética nacional en posibilidad de ser apoyados por el Fondo Emprendedor.

Era una muy atinada propuesta que por supuesto no fue posible articular.

Recuerdo y reproduzco los planteamientos derivados de las reflexiones del lector de Universo Pyme:

“El nivel de contenido nacional de los “contratos integrales” fue bajado del 40 al 25 por ciento por la inexistencia de empresas nacionales capaces de ser proveedoras.”

“Pudiera ser el momento de impulsar la creación de estos consorcios que con el tiempo y la experiencia tendrían un peso más significativo en las actividades de la industria petrolera nacional. No es fácil ser proveedor en esta industria y menos fácil es participar en las licitaciones, pero si las grandes beneficiarias de esta Reforma Estructural tuvieran como obligación impulsar a Pymes en su cadena de proveeduría con el tiempo tendríamos un avance de estas empresas en una tercera parte de los estados del país donde la industria petrolera o petrolífera tiene asentadas sus actividades.”

Tampoco ha sido posible aprovechar oportunidades como las que la recolecta de plásticos que han contenido pesticidas, así como su posterior celoso proceso de limpia, ofrecen.

Inicia el segundo tercio del Gobierno Federal y se antoja que solo queda en las manos del Inadem la política pública en favor de las Pymes.
Nunca Inadem-Hacienda-Presidencia habían articulado discursos de política pública tan coincidentes en la necesidad de apoyar a las Pymes y convertirlas en un eje de promoción del empleo y la generación de riqueza. Los grandes cambios reflejados en las Reformas Estructurales habían articulado infinidad de oportunidades sin que aparentemente se aprovechen.

Queda en la sola mano del Inadem la promoción de la política Pública hacia las Pymes, lo que se antoja insuficiente tomando en cuenta las otras alternativas que ilusamente se pensaban posibles.

dirección@universopyme.com.mx