Opinión

Utilidades e impacto positivo deben ir de la mano

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Pregunta: Tengo un concepto bien desarrollado para una empresa emergente que tiene el potencial de generar utilidades y tener un impacto social positivo. En vista de que algunos aspectos de mi negocio no tienen que ver exclusivamente con las ganancias, ¿cómo debería abordar a los inversionistas? Siento que si uno menciona impacto social o cualquier cosa que suene remotamente como “sin fines de lucro”, eso los ahuyenta. ¿Cuáles son algunos enfoques para hacer frente a este estigma?

Charles Preuss.

Respuesta: La mejor forma de abordar los prejuicios y las ideas preconcebidas de las personas es de frente, redefiniendo el debate. En estos días y en esta era, si algunos emprendedores y líderes de negocios aún consideran que los beneficios de producir un impacto social positivo son difíciles de calificar o imposibles de cuantificar, o ven ese objetivo como una distracción indeseada de la tarea de producir utilidades, ¡permíteme disentir!

Todos los negocios (...) tienen una huella social, y conocer cómo será la tuya te pone en ventaja

Muéstrate confiado cuando hables sobre tu concepto, ya que tienes una ventaja sobre muchos de tus competidores: el entusiasmo y la buena voluntad de los consumidores que apoyarán tus ideas.

Cuando te acerques a los inversionistas, trata de enfatizar estos puntos:

1. LAS UTILIDADES Y UN IMPACTO POSITIVO ESTÁN CONECTADOS

Siempre he sentido que el impacto social y la rentabilidad son dos lados de la misma moneda. Las empresas más exitosas son prósperas porque ofrecen productos y servicios que marcan diferencias tangibles y positivas en la vida de las personas (sin destruir el planeta o causar más daño que otras, por supuesto). Visto a través de este lente, el impacto social es una propuesta de ventas poderosa.

Simplemente piensa en los enormes beneficios que pudieran surgir de llevar energía limpia a las poblaciones rurales que de otro modo dependen de combustibles fósiles costosos, peligrosos y poco confiables. O considera las oportunidades de extender las telecomunicaciones móviles (incluidos los sistemas de pagos móviles) ya han creado para los emprendedores en el mundo en desarrollo.

Expresado simplemente: el impacto social, tratado como una oportunidad, es un buen negocio.

2. EL IMPACTO SOCIAL PUEDE MEDIRSE…

Es cierto que causa y efecto a menudo son difíciles de precisar, y cuando sucede el cambio, una compañía no puede reclamar el crédito.

Se han dedicado años de acción colectiva a producir avances en áreas como mejorar la igualdad de género, poner fin a la discriminación de la comunidad LGBT y reducir la pobreza.

Sin embargo, todas las acciones de una compañía cuentan y hay nuevos instrumentos para evaluar los resultados en todo el mundo. No hace mucho tiempo, Oxfam Internacional y el Pacto Global de la ONU lanzaron Huella de Pobreza, una ingeniosa metodología para ayudar a las empresas a evaluar cuánto ayudan a aliviar la pobreza o cómo podrían agravarla. Y sitios web como MadeInAFreeWorld.com, una iniciativa nueva que busca ayudar a las empresas y consumidores a evaluar mejor si se está empleando mano de obra esclavizada en sus cadenas de suministro mundiales, están ayudando a las empresas a eliminar los impactos negativos.

He visto a grandes marcas sufrir terriblemente después de emprender acción demasiado tarde, cuando las cosas se enrarecieron. Tomar la ruta fácil resulta contraproducente.

Tu negocio, por otra parte, tiene el objetivo de hacer del mundo un lugar mejor.

3. …Y TU NEGOCIO ABORDA LAS CUESTIONES DIFÍCILES DESDE EL PRIMER DÍA

Si no es así, quizá necesites revisar tu plan de negocios.

Una compañía en la industria textil, por ejemplo, puede hacer gala de haber emprendido cambios en la oficina; implementando un programa de reciclaje acertado, por ejemplo. Pero, ¿qué hay de la mano de obra infantil oculta en el fondo de la cadena de suministro? ¿Qué hay del proveedor que reduce costos violando las reglas básicas de salud y seguridad ocupacional?

Una compañía nueva debe considerar las implicaciones del impacto social a través de toda su cadena de valor. ¿Tu negocio mejorará la vida de las personas, incluidos quienes trabajen para ti? ¿Cómo gestionarás y minimizarás los impactos sociales negativos conectados con tu negocio? ¿Sabes qué están haciendo todos y cada uno de tus proveedores para eliminar la discriminación en el lugar de trabajo o poner fin a la mano de obra infantil?

Cualquiera que esté tratando de convencerme de invertir en una empresa necesita estar preparado para hablarme sobre el impacto social. Es tan importante para mi decisión como lo novedoso de la idea y los rendimientos financieros.

Así que, Charles, tu conversación con los inversionistas no tiene que segmentarse entre impacto social o utilidades. Cualquier inversionista inteligente y que mire a largo plazo comprenderá que el impacto social es un motor indispensable del éxito de tu negocio.

Al final, todos los negocios y las empresas emergentes tienen una huella social, y conocer cómo será la tuya te pone en ventaja.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Cuando tu blog es tu marca
Siempre habrá fracasos, lo que viene luego es lo que cuenta
Logra tus propósitos... en tu empresa