Opinión

El héroe empresarial que anda en moto: Pepe Shabot

 
1
 

 

ION Financiera. (Behance)

¡Cómo hace falta oxígeno en el sistema empresarial mexicano! Los grandes emprendimientos que han marcado la última década son realmente escasos. No hay muchos personajes como Blanca Treviño, Guillermo Romo, Rodrigo Herrera o Sergio Leal. Empresas que se hicieron grandes y relevantes del año 2000 a la fecha son pocas. De manera que cuando aparece una nueva en el escenario, hay que celebrarlo.

Viene ya un empresario que se ha puesto una meta heroica: Pepe Shabot, un joven de 31 años que hace un lustro inició una firma hipotecaria con la que está dispersando créditos en todo el espectro de este sector. ¿Por qué heroica? Porque las firmas hipotecarias prácticamente desaparecieron al mismo tiempo que él fundaba la suya, con el caso de Hipotecaria Su Casita notoriamente en el recuerdo del desastre colectivo de aquella época.

Shabot quiere devolver la dignidad al modelo de negocio crediticio de las Sofoles; es decir, el que no está aprovechado por la banca —porque sus parámetros de riesgo les hacen servir únicamente a un mercado muy predecible—. Y lo está logrando: su emisión de deuda de 50 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores materializada en el verano pasado es sólo la punta de un plan estratégico muy ambicioso, que incluye concluir esas emisiones hasta por 200 millones y a partir de ahí dar pasos gigantes: lograr una capitalización con 500 millones de pesos adicionales a los que ya tiene a fin de lograr un capital total de mil millones, y apostar por la colocación de créditos hasta por cinco mil millones de pesos cada año.

No hay la menor duda de que la empresa ION Financiera —la firma que Pepe arrancó como ‘corolario’ de su inmobiliaria Quierocasa— será la que lleve la voz cantante de las Sofoles hipotecarias del futuro. Shabot apuesta por la institucionalización y exuda un amplio sentido de la ética.

Eso no puede sino celebrarse. De tal suerte, cada día está más cerca de instituciones como el IFC (International Finance Corporation) del Banco Mundial, y en su consejo de administración ha incluido a personajes como Guillermo Babatz, expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Shabot quiere todo: tiene pensado bursatilizar créditos puente (los que otorga a los constructores) y amplificar el efecto que está teniendo otro producto casi virgen en México: créditos respaldados en inmuebles comerciales. Todo ello, en adición a hipotecas individuales para personas que los bancos olvidaron. Si todo esto prospera, hasta una Fibra hipotecaria habrá de lanzar al mercado, y veremos el regreso glorioso de un sector que se desfondó hace cinco años. Heroico, pues, con todo y su moto, con la que corre por la CDMX para acelerar sus proyectos.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Thaddeus Arroyo y AT&T podrían 'mandar' en las noticias mexicanas
Los drones serán regulados
Motorola dice tener la fórmula para acabar con el secuestro