Opinión

El gobierno de Peña está fracasando en…


 
Cuán inadvertidas están pasando en la discusión nacional las delgadas cifras de generación de empleo formal que se reportan en 2013. Entre el jueves y viernes, mientras todo mundo trataba de digerir el alcance de la ley de ingresos 2014 con sus tasas de ISR diferenciales y con sus castigos selectivos a la comida chatarra, el dato recién revelado de empleos registrados en el IMSS en septiembre —apenas 93 mil 940—, debió constituirse en un escándalo nacional. No fue así.
 
 
Pero el drama es mayúsculo. Pocos lo ven: acumulamos hasta septiembre una caída de más de 34 por ciento en creación de empleos, comparado contra el plazo similar de 2012.
 
 
Como candidato, Enrique Peña hablaba a mediados de 2012 de “más de un millón de empleos que cada año se están demandando”, y dramatizaba afirmando que “hoy la tasa de desempleo es del doble de la que había hace seis años, y hay casi tres veces más mexicanos en el desempleo”.
 
 
Pues bien, el INEGI reportó el viernes que la tasa de desempleo a septiembre se situó en 5.29 por ciento, cifra superior al dato de septiembre de 2012.
  
Los pronósticos más optimistas no proyectan que se puedan generar más de 550 mil empleos formales este año.
 
 
No suscribo la idea que he escuchado, incluso de gente de buen perfil sociocultural, de que el gobierno es quien debe generar empleos (ronda esa frase hasta en ¡empresarios!). No, los empleos y el valor económico son los atributos que por antonomasia pertenecen a la iniciativa privada. Para ello se aprobó la reforma laboral, a fin de dar flexibilidad y certeza a las empresas en el terreno laboral. Pero nada.
 
 
¿Qué ocurre, entonces? La respuesta es sencilla: no hay una política pública que acompañe adecuadamente a una inversión privada promotora del empleo. Mientras el secretario Alfonso Navarrete se la pasa tomando protesta a funcionarios de juntas de conciliación y arbitraje locales, se le va a venir el mundo encima cuando en pleno noviembre reciba a cientos de delegados mundiales en el Foro Internacional sobre Políticas Públicas en Materia de Empleo e Innovación.
 
 
¿Qué dirá a los participantes de todo el mundo cuando les dé la bienvenida como anfitrión? ¿Que aquí se aprobó una reforma laboral hace un año, pero que no funcionó?
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota