Opinión

El 'gober' que no lee

1
  

   

El gobernador de Chihuahua, César Duarte ante el Senado. (Cuartoscuro)

Entró giro en el Senado. César Duarte, gobernador de Chihuahua, ya esperaba que le refutaran, en un encuentro de asuntos del crimen, la investigación en su contra por enriquecimiento ilícito y la compra en sociedad mayoritaria que habría hecho de Banco Unión, con una transferencia del gobierno por más de 65 millones de pesos.

Vendedor de autos en su juventud, luego ganadero y político venido a más que goza de una defensa de su partido, el PRI, para bloquear las pesquisas, tiró un golpe bajo a Javier Corral, del PAN.

–Un hermano (de Corral) fue procesado por narcotráfico y otro por fraude financiero– tiró para evadir lo del banco que lo había hecho tambalear.

–Es una bajeza– dijo un Corral exaltado, quien aceptó que uno de sus hermanos quiso pasar un paquete de droga a EU y el otro hizo fraude. –Eso, sin embargo, fue hace 15 años; ambos fueron juzgados, condenados y ya hasta recuperaron su libertad–. Así quiso noquear Duarte antes de llegar avasallado al final de su ponencia.

–Yo no soy responsable de lo que hacen mis hermanos– agregó.
Duarte parecía divertirse, después de que hasta ahora no hay nada en su contra a pesar de lo que a todas luces pinta como delito.

–¡Pero el fideicomiso debe tenerlo claro, son 65 millones!– preguntó sorprendida una reportera de Tv que entrevistó a Duarte sobre la transferencia irregular del depósito a un fideicomiso conformado junto con su esposa.

–Claro, por supuesto, este fideicomiso, lo firmé; no lo leí, pos a lo macho no lo leí– contestó desparpajado.

El Jaguar de la Costa camina de un lado a otro en el salón, se le ve consternado, pensativo al senador Armando Ríos Piter, con cuyo apodo trabajó hace seis años en Guerrero. “Jey, amigos (acento norteño), ese activo nunca para, todo el tiempo je menea”. Es la voz en off que lo presentaba como candidato. Luego sonaba la música, una mezcla caribeña, colombiana y regional mexicana, y Rios Piter se movía como quien va en una tabla surfeando olas.

La historia viene a cuento porque me adelanta que pronto anunciará la conformación de un movimiento nacional de lucha contra la corrupción.

–Se ve el ombligo en vez de cambiar la grave situación nacional– dice el candidato mejor posicionado en las encuestas para gobernar Guerrero, pero quien optó por bajarse de la contienda cuando Los Chuchos, la corriente política adueñada del PRD, le quiso imponer como operador al desprestigiado Ángel Aguirre, exgobernador supuestamente caído en desgracia.

–¿Con quién va?

–Académicos, empresarios, ciudadanos– contesta, por ahora sin esa risa que suele caracterizarle. Ya se veía en la silla de gobernador en el inicio del nuevo sexenio.

Ve, sin embargo, mucho delincuentes de cuello blanco felices y en libertad.

Apenas decidió lanzar el movimiento. Se reserva nombres, pero pronto quedará definido el plan. Habrá que ver cómo se menea con ese tema bien apreciado por la mayoría de políticos porque les favorece. Somos vergüenza mundial: de 46 países calificados por la OCDE, México está en el 43.

10 SEGUNDOS… Cuauhtémoc Blanco, quien cuelga los tacos de fut, ya es precandidato PSD a la alcaldía de Cuernavaca. ¡Ave María!, no faltaron los tuits... Otros chapulines invaden ese oficio, ¿por qué será? Los payasos Lagrimita y Costel, el actor Alejandro Camacho, la cantante Yuri, el doctor Abel Cruz... Eso ocurre, mientras la pelea Javier López e Iris Salomón, fundadores del Partido Humanista, se sube a disputa familiar. En el dizque proyecto entraron las esposas e hijos y la bolsa es de 121 millones del total que el INE otorga este año.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Carta al mundo sobre la tercera ciudad más violenta del planeta
El trío maravilla que hizo polvo al calderonismo
Sillas vacías