Opinión

El gasolinazo y las 'Perspectivas Turísticas para México'

1
 

 

ixtapa

Cuando México no era una nación petrolera, el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz al final de su gobierno apostó por el turismo como la industria que sería uno de los principales soportes para financiar el desarrollo del país en las siguientes décadas. Para ello diseñaron políticas públicas que derivaron en la construcción de cinco desarrollos lúdicos planificados con el objetivo del divertimento de los visitantes: Cancún, Ixtapa, Los Cabos, Loreto y Huatulco.

Estos Centros Integralmente Planeados se iniciaron durante la administración de Luis Echeverría; pero cuando su sucesor, José López Portillo, al descubrirse grandes yacimientos de petróleo, lanzó el mensaje de que entonces el reto era cómo administrar la abundancia, los planes para el desarrollo turístico nacional fueron hechos a un lado. ¿Para qué queríamos turistas si ya éramos millonarios como los jeques árabes?

Hoy sabemos que gran parte de esa riqueza se dilapidó, quedando en manos de funcionarios y los líderes sindicales de Pemex, en los de entonces y los actuales.

Peor todavía, si hasta hace poco nos animaba saber que el precio del crudo estaba alto en los mercados internacionales, ahora el discurso oficial del gobierno de Enrique Peña Nieto nos dice que si baja, nos va mal, pero si sube nos va peor, porque eleva el costo de las gasolinas y nosotros importamos más de las que producimos.

La historia suele ser circular, regresar a su punto de partida, y si el petróleo acabó siendo una maldición —como la película de La Perla Negra, del Indio Fernández (1945)—, no sería mala idea voltear a mirar al turismo de nuevo, pero de una manera seria e inteligente, y colocarlo donde nunca en los últimos cuarenta años lo ha puesto el gobierno federal: en la categoría de prioridad nacional, algo que le hemos escuchado afirmar a los últimos tres presidentes, pero que en realidad solamente lo ha sido en el discurso oficial, pero no en lo hechos.

Por eso es importante ver que esta mañana, desde muy temprano iniciaron en el hotel Presidente InterContinental una serie de conferencias organizada por la Universidad Anáhuac sobre las Perspectivas Turísticas para México, industria en la que, hasta el momento, pocos han reparado en que podría verse afectada por el reciente incremento en el precio de los energéticos, principalmente por el gasolinazo y las tarifas eléctricas.

Desde las ocho y media de la mañana y hasta las dos de la tarde un grupo de especialistas disertará y discutirá sobre los temas más diversos que seguramente llenarán la agenda turística nacional durante el año que está comenzado. Los tópicos van desde un análisis del escenario político internacional y las perspectivas para la actividad turística en el mundo, hasta los pronósticos y los retos económicos nacionales.

También hablarán sobre lo que viene en cuanto a tecnología para la industria de los viajes y analizarán el escenario político nacional, los retos económicos del país, incluyendo los fiscales y los de la propia industria turística, para terminar con una mesa redonda sobre un tema por demás actual: turismo y sustentabilidad.

Entre los expertos que estarán participando en las diferentes intervenciones se encuentran Carlos Vogeler, director regional para América de la Organización Mundial del Turismo; Pablo de la Hoz, director en México de la globalizadora Amadeus, así como Leandro Bonfranceschi, gerente de nuevos negocios, medios de pago, inteligencia de viajes y media para Latinoamérica y el Caribe de la misma empresa; Delia Paredes Mier, directora ejecutiva de análisis económico de Banorte; Andrea de León, experta en turismo de la consultora Pricewaterhouse México; María Teresa Solís, subsecretaria de Planeación y Política Turística de la Secretaría de Turismo; Braulio Arsuaga Losada, director general de Grupo Presidente; Erica Lobos, gerente de Earth Check México; y Benjamín Díaz, especialista en sustentabilidad del turismo.

El titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid, formará parte de la mesa redonda que analizará el escenario político internacional, junto con Luis Rubio, presidente del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, y la embajadora Lourdes Aranda.

Probablemente asista la analista María Amparo Casar, para abordar el escenario político del país y, por supuesto, también estará Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Anáhuac, y organizador de este encuentro.

Hasta hace pocos años hubiera sido impensable ver un foro de turismo con estos temas, los cuales hoy hablan de la relevancia de este sector. Si el petróleo ya se nos convirtió en el venero del diablo, ¿hasta cuándo el gobierno entenderá que la industria turística puede ser uno de los principales caminos de México para transitar con éxito hacia el futuro?

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Los manoseados Centros Integralmente Planeados
De logros, desánimos y frustraciones
Prudencia y mayor injerencia en el CPTM, piden empresarios para 2017