Opinión

El ‘garrafal’ viene desde antes

El presidente de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indios (CNPI), Genaro Domínguez, afirmó que el gobierno no va a poder aplicar en los hechos la reforma energética.

Los mexicanos –dijo-- ‘no vamos a permitir que nos arrebaten la posesión que tenemos de las tierras’.

Aseveró que al aprobar la reforma los legisladores cometieron un ‘garrafal error’, pues hicieron una absurda imposición a la mayoría con un nulo debate sobre las modificaciones realizadas a la Constitución para permitir a la iniciativa privada nacional y extranjera la inversión en la exploración y explotación del petróleo en México.

Uf, don Genaro, no fue un error, lo hicieron con todas las de la ley y con conocimiento de causa. El ‘error garrafal’ lo cometimos la prole hace tiempo, cuando volvimos a tropezar con la misma piedra…

Pero qué necesidad

El gobierno de Guanajuato ordenó pintar las escuelas primarias y secundarias del estado de blanco y azul (colores del PAN, e incluir la abreviatura EMM durante la administración del panista Miguel Márquez Márquez.

Son 11 mil planteles de la entidad (11 mil primarias y secundarias donde estudian un millón 300 mil menores).

Ash, ¡dénle más pretextos a la CNTE!, ¿eh? Llorón que es el niño y luego lo pellizcan…

Buen intento, ¿entendieron?

La Iglesia católica señaló que la reforma hacendaria fomenta la ‘evasión fiscal’.

Tras recalcar que desde hace 20 años ella paga sus impuestos, enfatizó:

“El régimen simplificado, provocó un descalabro a los microempresarios.

Con reforma energética aprobada, la Iglesia católica recordó que ‘hasta la saciedad’ se ha prodigado el futuro próspero de México derivado de estos cambios; sin embargo, señaló, la mejoría económica y el dinero abundante en los bolsillos de las familias son hasta ahora ‘meras ilusiones’.

El gobierno, apuntó, debe acompañar las grandes reformas con el combate a la corrupción y a la impunidad, pues el interés verdadero es la creación de empleos, el abatimiento a la pobreza y el fomento a la economía.

¡Uja!, pareciera más fácil desentrañar el misterio de la Santísima Trinidad, que el de cómo, cuándo y dónde va a mejorar la economía mexicana con la dichosa reforma…


La selfie es de quien la toma

El fotógrafo británico, David Slater, está considerando llevar a la justicia a la Fundación Wikimedia, porque esta base de datos gratuita se niega a retirar de su colección de imágenes una autofoto (–o selfie), tomada por un mono que le arrebató la cámara al demandante.

David dice que esa imagen en la que se ve un primer plano perfecto de un macaco sonriente, que le había arrebatado la cámara durante un reportaje en la isla indonesia de Sulawesi, en 2011.

“La imagen me pertenece”, argumenta.

Pero como fue el mono el que pulsó el botón y tomó la foto, Wikimedia dice que es el mono el titular de los derechos de autor, relató el fotógrafo a la prensa británica.

Bueno, si a esas vamos, el mono es ancestro nuestro, ¡entonces la foto pertenece a la humanidad!

Para no ponernos pesados, simplemente: el mico se le adelantó a la actriz Ellen Degeneres ¡y lo hizo gatis!