Opinión

El futuro de los encuestadores

  
1
  

  

Promo encuestas Veracruz y Oaxaca. (Especial)

El INE, junto con WAPOR y el CIDE, convocaron a los profesionales de las encuestas a una discusión pública el 5 y 6 de diciembre en el auditorio del Museo Tamayo, en la Ciudad de México. Con el propósito de evaluar el desempeño de las encuestas en las elecciones y contribuir a su mejor entendimiento, la autoridad electoral ha realizado este tipo de foros con las agrupaciones de encuestadores desde hace casi veinte años.

En esta ocasión, el título del foro ('La precisión de las encuestas electorales: aportaciones para su perfeccionamiento') invitaba a delinear las rutas futuras para la profesión. La percepción de que los sondeos electorales están fallando en distintas latitudes del mundo resulta suficiente para poner el dedo en la llaga: los encuestadores, o se adaptan o se adaptan.

La adaptación no es fácil. Observar las experiencias de otros países ayuda, pero no resuelve. Los encuestadores en cada país están restringidos por sus propias realidades. Adoptar las metodologías que se utilizan en Estados Unidos o Gran Bretaña es una opción limitada por la infraestructura de nuestro país. Y aunque algunas opciones metodológicas sean atractivas por su conveniencia y costos, también está el compromiso con la naturaleza probabilística de los estudios serios.

No obstante, los encuestadores estamos obligados al mejoramiento de nuestro trabajo. Y para ello es necesario ir probando y haciendo cambios a nuestro propio ritmo. Como en el dicho, “ni tanto que queme al santo...”. Cambiar de métodos o prácticas implica riesgos, pero seguir haciendo las encuestas de la misma manera y sin adaptarse no resolverá nada.

No todos los practicantes ni todos los usuarios están dispuestos a tomar el riesgo. El apego a ciertos métodos conocidos (una seudoortodoxia), así como el temor al cambio, abonan a una actitud de resistencia, no de apertura. Pero el mensaje del foro fue claro: la apertura es necesaria, tanto en las formas de hacer encuestas como de difundirlas. La fórmula ganadora es sumar innovación y transparencia sobre buenas prácticas.

Los encuestadores y pronosticadores de Estados Unidos que participaron en el foro presentaron datos y análisis sumamente valiosos, pero creo que su mayor aportación fue mostrar una actitud bañada de humildad por los resultados del 8 de noviembre.

Duele equivocarse, y duele más equivocarse tan públicamente, dijo la encargada de los pronósticos del Huffington Post, Natalie Jackson. Esa actitud, por más que duela, es mucho más sana que negar las fallas.

En su libro Being Wrong: Adventures in the Margin of Error (Estar equivocado: aventuras en el margen de error), Kathryn Schulz señala que, si vemos el error como algo natural, equivocarse es crucial para aprender y cambiar. “Gracias al error, podemos revisar nuestro entendimiento de nosotros mismos y corregir nuestras ideas acerca del mundo”. Esa premisa es una receta perfecta para los encuestadores de hoy.

WAPOR
El foro del INE fue mi último evento público como oficial de la Asociación Mundial de Investigadores de Opinión Pública, WAPOR, por sus siglas en inglés (wapor.org). Fungí como representante de WAPOR en México de 2000 a 2006, como miembro del Consejo al frente de los comités de medios y de publicaciones de 2006 a 2010 y como miembro del Consejo Ejecutivo en calidad de vicepresidente, presidente y presidente saliente de 2011 a 2016.

Estos 16 años de labor en WAPOR me permitieron ser parte de la misión de promover y defender el derecho de hacer y publicar encuestas en el mundo, de revisar y difundir los métodos, estándares y buenas prácticas de la profesión, y de procurar el intercambio entre investigadores del mundo a través de foros y congresos, además del desarrollo de capítulos regionales.

Cierro este fascinante ciclo en mi ciudad, donde también acudí a mi primer evento de WAPOR en 1990, en El Colegio de México. Seguiré participando y aprendiendo de las actividades de esta comunidad internacional fundada en 1947 e invito a otros a hacerlo. A las nuevas generaciones de miembros y líderes de WAPOR, les deseo lo mejor en su noble tarea hacia adelante. De ese tipo de tareas depende, en gran medida, el futuro de la investigación por encuestas.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:

Conocimiento de los presidenciables
La contienda azul
Trumpistas de clóset