Opinión

El frente que nació muerto

 
1
   

    

Ricardo Anaya y Alejandra Barrales

Es cuestión de revisar la prensa nacional un año antes de las elecciones presidenciales y se verá que el gusanito de Frente Amplio Opositor, las coaliciones, el candidato de unidad de quienes detestan al PRI, siempre ha estado rondando. Hay quienes han hecho de esta idea una especie de modus vivendi político. Hay otros que en realidad no creen en los partidos en que militan, prefieren caerle bien a los de 'enfrente': panistas que buscan todo el tiempo la aprobación de la izquierda, izquierdistas que se sienten más cómodos con el PAN, priistas que prefieren ser vistos de otra manera, y los de Morena que entran a ese partido para lavar sus culpas de anteriores militancias.

El frente anunciado por Alejandra Barrales y Ricardo Anaya muy probablemente corra la suerte de los anteriores intentos: será algo fallido. Lo primero que llamó la atención de la convocatoria de la perredista y el panista fue que se hiciera un par de semanas antes de los comicios del próximo 4 de junio. Los rumores desatados fueron a cerca de la posible declinación de Josefina a favor del candidato perredista, Juan Zepeda, o viceversa. A saber por qué no midieron que el anuncio resultaría anticlimático, sobre todo para sus candidatos mexiquenses. Otra lectura clara de esa conferencia es que para ambos presidentes la suerte ya está echada en las elecciones de junio y ellos dan por muerto el Estado de México. Como se puede desprender del mensaje a construir algo para 2018, cabe la lectura que ni Josefina ni Zepeda tienen posibilidades de ganar y por eso, tanto Barrales como Anaya, prefieren ya hablar de otra cosa que no sea su derrota en Edomex.

Este tipo de alianzas, como la que se pretende formar, generan más problemas que soluciones. Se dice que se gana y que se obtiene un bien mayor al sacar al PRI del gobierno. No ha sido así y los resultados de esos gobiernos están a la vista. Pero más allá de eso enfrentarán problemas prácticos que resolver. En el PAN todavía no se ponen de acuerdo –ni han empezado a platicar– sobre cuál es mejor método para elegir a su candidat@ a la presidencia y resulta que se tendrá que competir con más y a ver qué dicen los dirigentes del frente opositor. ¿En serio el PAN va a hacer una alianza con un partido como el PT que apoya las dictaduras que perviven en el mundo? ¿Qué tiene el panismo en común con un partido que al que no le interesa la democracia? ¿Los perredistas apoyarán a Margarita si es la candidata que propone el PAN? ¿Los petistas le brindarán su apoyo a Romero Hicks? ¿Los panistas apoyarían a Chucho Ortega?¿Qué plataforma piensan lanzar?

Se llama a un frente para 'sacar al PRI'. Está bien. Todo indica que el PRI se va a ir. Entonces el frente debe hacerse contra el movimiento de Andrés Manuel López Obrador que es, por el momento, el candidato a vencer. Sería un frente antipopulista que no parece que lo quiera crear el perredismo y las demás 'fuerzas de izquierda'. López Obrador es derrotable, por supuesto. Pero no es con volados o tómbolas tuti fruti como se hace una estrategia ganadora. Ese frente no es más que un buen deseo que nació muerto.

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:
¿Alguna palabra sobre los asesinos?
El profesor se encuentra aquí (y en Mónaco)
Delfina, la estrategia de perder