Opinión

El Frente de las ocurrencias

    
1
   

   

Dante Delgado, Alejandra Barrales y Ricardo Anaya

Entre las cosas que vienen incluidas en las elecciones hay una gran cantidad de estupideces y ocurrencias. Cada partido político tiene las propias y cada candidato también, así que siempre hay una generosa oferta. El proceso electoral para 2018, que ya comenzó, promete una gran cantidad de babosadas sin igual. El Frente Opositor que aglutina a diversos partidos, sus dirigencias y principales líderes, logrará tener una concentración de idioteces, contrasentidos y ocurrencias en una sola organización a cargo de una gran variedad de personajes.

La mezcla de ese Frente es verdaderamente grotesca. Hay panistas, perredistas, excomunistas, expriistas, sindicalistas, gente fifí, del Partido Verde, de Movimiento Ciudadano, representantes de la sociedad civil (lo que sea que eso signifique), empresarios y académicos. Si uno mete eso en una licuadora no necesariamente tiene que salir una maravilla con las virtudes de todos. Lo más probable es que salga al revés: un ente con los defectos de todos. Así tendríamos una suerte de Frankenstein con la cara de Ricardo Anaya –el conocido Capitán Cartulinas–, el bigote de Acosta Naranjo, el cerebro de Gustavo Madero, la claridad de Alejandra Barrales, las mañas de Los Chuchos, la visión de negocios de los verdes, el autoritarismo de Moreno Valle, la ramplonería de Silvano Aureoles, la vocación de Boy Scout de Álvarez Icaza, la megalomanía de Javier Corral y el esnobismo de Santiago Creel. Monstruoso, ¿no?

La semana que terminó ya nos dio una muestra de lo que veremos y tendremos que escuchar. Ricardo Anaya se presentó en las oficinas del PRD para felicitar a los diputados perredistas por su comportamiento en el recinto legislativo. Cosa que no puede hacer con el grupo de su propio partido en el Senado porque está dividido por su culpa. La presidenta del PRD, Alejandra Barrales, decidió dar una muestra de sus capacidades intelectuales y declaró a la prensa que “el tema de las derechas e izquierdas está rebasado” (La Jornada 9/09/17). Es claro que la señora Barrales cree que, por ejemplo, la señora Le Pen, en Francia, está superada o que Maduro en Venezuela también lo está. Para qué discutir el tema. Entusiasmada con su visión del mundo, la neopanista Barrales continuó con sus conceptos de avanzada: “La gente no come ideología, lo que le preocupa es tener empleo…” Bueno, la gente tampoco come libros, y la cultura y el conocimiento siguen siendo eje de desarrollo e integralidad de la persona. Qué bien que se da cuenta la señora, pero no parece que esa frase se ajuste a su historia porque es precisamente la ideología la que le ha dado de comer mucho, y bien, a ella y a varios de sus compañeros de partido. Ver superada la diferencia entre izquierda y derecha de la forma en que lo ve Barrales, encontrará su tope cuando haga campaña con, por ejemplo, la panista Cecilia Romero –representante de la derecha católica recalcitrante y conservadora–. Pero a ella no le preocupa, dice que “los temas que son esenciales del PRD y que tienen que ver con los derechos sexuales de la mujer y la diversidad sexual, entre otros, seguirán siendo nuestros…” Muy bien, ¿y los van a esconder en la campaña? Porque decir, como ella, que van a poner por delante otros problemas suena bien, porque en el fondo ella cree que esas cuestiones no tienen que ver con lo que algunos consideran valores esenciales de la vida, y cree que pueden estar en segundo o tercer término. No les será fácil esconderse.

El Frankenstein del Frente ha comenzado a caminar. Parece que por ocurrencias no vamos a parar ni nos vamos a aburrir.

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:

Pasiones carnales
¿Quién lo iba a decir?
El PAN contra el PAN