Opinión

El federalismo hacendario

10 febrero 2014 5:15 Última actualización 16 agosto 2013 5:15

 
David Colmenares Páramo
 
 

• Propuesta de las entidades • Corresponsabilidad fiscal
 
 

Es reconocida la necesidad de replantear nuestro pacto fiscal, más a la luz de la insuficiencia del gasto público para financiar, sin recurrir al endeudamiento, las necesidades crecientes de la sociedad en materia de infraestructura, de mantenimiento de la que ya tenemos y del gasto social.
 
 
En los años ochenta se crean la Ley y el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, el cual ha tenido altas y bajas, sin embargo es una institución importante para el desarrollo del federalismo fiscal mexicano, con grandes fortalezas, pero también con muchas debilidades.
 
 

Es claro que requiere de un replanteamiento, que fortalezca la coordinación intergubernamental, la corresponsabilidad fiscal, la transparencia y la rendición de cuentas.
 
 

Revisar la distribución de competencias en materia tributaria, pero con la certeza de que las van a utilizar, que no pase lo del 'clon' de la tenencia.
 
 
En 2004 hubo un ejercicio interesante de concertación con la celebración de la Convención Nacional de las Haciendas Públicas, donde los funcionarios fiscales de los tres órdenes de Gobierno trabajaron en siete mesas de trabajo, llegando a más de 300 acuerdos derivados del consenso, esto es de la voluntad compartida de los participantes para avanzar. Hubo una gran participación ciudadana y también de los legisladores –diputados y senadores-.
Se observaron dos tipos de consensos, los que serían materia de la coordinación intergubernamental y los que tendrían que tener forzosamente un paso por el poder legislativo.
 
 
Pero las condiciones económicas del País cambiaron radicalmente con la crisis de 2009, aunque ya se observaban signos y señales de lo anterior en los dos años previos, cuando la tasa del crecimiento del PIB mexicano fue de las más bajas del Continente. Los ingresos fiscales cayeron fuertemente ese año, lo que afectó a la recaudación federal participable (RFP), igual que en 2011 y 2012, años en que se activó el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), igual que el primer semestre de este año.
En este proceso para fortalecer las finanzas locales, han surgido a lo largo del tiempo propuestas de las propias entidades federativas, como la que comentábamos hace algunos meses que promovió la coordinación de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales (CPFF), con el apoyo de INDETEC, al igual algunas que trabajaron las entidades en los últimos años.
 
 
Hoy tienen una nueva propuesta, 'Reforma Hacendaria: Propuestas de Reformas al Federalismo Fiscal', con 16 puntos los cuales van desde acciones de carácter administrativo hasta incrementos en las transferencias o incentivos para la acción fiscalizadora, así como el tratamiento de fenómenos que han afectado las finanzas locales como la del IEPS negativo.
 
 
Una Reforma Hacendaria implica fortalecer las finanzas de todos los órdenes de Gobierno, no los de uno a costa de otro, las palabras claves con coordinación intergubernamental y corresponsabilidad fiscal. Estas propuestas son las siguientes:
 
• Permanencia de las cuotas a la venta final de gasolinas y diesel, con un mecanismo de ajuste inflacionario.
 

• Incremento al Fondo General de Participaciones y al Fondo de Fomento Municipal.
 

• Administración del 100 % del Régimen de Intermedios por parte de las Entidades Federativas.
 

• Administración del 100 % del Régimen de Enajenación de Bienes Inmuebles por parte de las Entidades Federativas.
 
• Obligación para que dentro de los recursos del Ramo 33 se presupueste el monto de los Impuestos Locales que se causen.
 
• Impuesto local a las ventas finales de bienes y servicios.
 

• Destinar a las Entidades Federativas la retención y entero del ISR a cargo de sus trabajadores.
 
 
• Derechos petroleros 100 % participables en la Recaudación Federal Participable.
 
 

• Retención por parte de Pemex de las cuotas a la venta final de gasolinas y diesel a favor de las Entidades Federativas.
 

• Pago de contribuciones locales por parte de las Dependencias Federales.
 

• Certeza al cobro de los Derechos de Alumbrado Público (DAP).
 
 
• Fortalecimiento del Impuesto Predial.
 
 

• Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) referenciado a la Recaudación Federal Participable.
 
 
• Mayores incentivos en el Fondo de Fiscalización (FOFIE).
 
 

• Derecho por extracción minera.
 
 
• Tratamiento a la problemática del IEPS negativo.
 
 

brunodavidpau@yahoo.com.mx